miércoles, 22 de febrero de 2017

Cuento de las tierras olvidadas - Libro


Autora: Claudia L. Córdoba
Editorial: Fin de Siglo
Páginas: 107
Año: 2015

Hace poco Clau me prestó su librito de cuentos (que fuera su primera publicación) con el ganó el “concurso MMIRG (invirtiendo a los hermanos Grimm)”. Es difícil escribir una reseña de una obra de alguien que conoces con el temor de si te gustará o no (ya me pasó de que un libro de una conocida no me gustara y tuviera que realizarle una dura crítica en goodreads), además de que siempre me pareció extremadamente difícil escribir sobre cuentos, así que intentaré hacerlo lo mejor que pueda con esta doble dificultad.

Los cuentos nos transportan a las tierras de un lugar llamado Dinlor, y pareciera que casi todos sus cuentos transcurren por allí, entre los distintos reinados de la zona. En ellos se narra como en los cuentos que leíamos en nuestra infancia, trasladándonos a aquellas historias con moraleja al final, que nos contaban sobre el príncipe que rescata a la doncella en apuros, o donde una niña se mete en un lío al incursionar en el bosque.


Pero como reza la temática del concurso donde publico sus cuentos, Claudia cambia estas historias clásicas. En uno de los cuentos el príncipe heroico estará ya no será hermoso a causa de sus proezas; en otro es el príncipe el que está en apuros; la princesa no desea ser desposada, y la nena que incursiona el bosque encontrará menos elementos peligrosos que los peligros que ofrece el pueblo. 

Cada historia es particular aunque se pueda repetir algún “final feliz”, dejando un aprendizaje sobre aceptar al otro más allá de las apariencias, que la princesa pueda tener más opciones aparte de casarse con el caballero de brillante armadura, y el valor de la amistad y hermandad por el prójimo.


La obra además cuenta con ilustraciones que acompañan la historia en el interior, ilustrando los momentos clave de la narración, punto que me parece importante resaltar, ya que me he encontrado con algún libro para niños que ilustra momentos que nada importan, desentonando y rompiendo con la fluidez,  y pasan más a molestar que a pintarnos la historia.

El buen humor también es otro punto fuerte, ya que mi historia favorita es una que se vale mucho de este recurso y es “El príncipe y el Dragón”; no les voy a contar de qué va pero les diré que me hizo reír mucho, y fue la que más disfruté por lejos. Otro cuento que me pareció adorable fue el primero que se llama “Sueño de hielo”, sumamente romántico y fue un buen enganche para arrancar el libro. También me gustaron el resto de los otros cuentos, todos tenían una aventura colorida para ofrecer, pero si debo decir cual fue el que “menos” me gustó creo que fue el de la caperucita roja vampira: “Ebby y su capa roja”; no sé si fue porque sentí que se salía de lo común comparando con el resto de las historias, o si fue porque la resolución se me hizo similar a la del primer cuento.


Felizmente puedo decir que en general me gustó mucho la obra, me resultó encantadora la manera en que está narrado simulando los libros de cuentos de antaño, tanto que no pude evitar pedirle a mi pareja que me leyera uno de los cuentos antes de dormir, además al ser un libro corto se lee con facilidad en un día; yo preferí estirarlo un poquito más y no devorarlo en un día, porque en realidad no es un libro que se sienta para leerlo de corrido, sino más bien para disfrutarlo de a poquito, dándole el espacio para saborear cada pequeña historia. Es un libro para disfrutar con los más pequeños de la casa o, por qué no, disfrutarlo uno como adulto rememorando una dulce infancia.     

martes, 14 de febrero de 2017

Watashi ga Motete Dousunda - Anime


Episodios: 12
Emisión: Del  7 de Octubre al 23 de Diciembre del 2016
Estudio: Brain's Base
Géneros: Harem, Comedia, Romance, Shoujo

Basado en el manga en emisión homónimo de Junko se nos trae esta comedia romántica un poco fuera de lo común.

Serinuma es el estereotipo de otaku que más se rechaza en Japón: no sólo cae en el cliché de ser obesa y de usar lentes, sino que también es una fujoshi, de esas chicas que babean fantaseando en los personajes de anime de sus series favoritas en situaciones candentes homosexuales, y shippeando a sus compañeros de clase sean o no gay.


Este fanatismo lo comparte en secreto con su mejor amiga (que para los demás es una chica normal), mientras que sus compañeros de clase la toman como una otaku desagradable, sin embargo no la molestan ya que ella es muy amable con todos.


Un día sucede lo que cambiaría su vida radicalmente, y es que su personaje favorito de anime fallece. De allí en más se ve sumida en una profunda depresión que la lleva a encerrarse una semana en su cuarto. Tras un río de lágrimas y abstención de alimentos, Serinuma sale del cuarto completamente cambiada, delgada y con una belleza sin igual.




Ahora nadie la reconoce, se asombran de que esa belleza esbelta y sin lentes sea la misma Serinuma que conocían (pasa a usar lentes de contacto y hasta le cambian los colores del pelo xD). Dos de sus compañeros de clase, un kouhai (compañero de un año inferior) y el senpai compañero del club de historia, querrán salir con ella formándose una especie de grupo de amigos que salen a todos lados juntos y que a pesar de que los gustos de Serinuma sigan siendo los mismos, la quieren de novia por su belleza.




La serie al comienzo propone una idea repugnante, y es que en una primera instancia se ve que Serinuma no sólo tenga un cambio físico que atraiga todas las miradas, sino que también ella cambie su forma de ser, idea que por suerte es rechazada, ya que ella misma no puede dejar de lado algo que forma parte de si, por lo que Serinuma seguirá con sus fanatismos, comprando merchandising de sus series favoritas, deseando visitar las convenciones. A lo que además de su torpeza, amabilidad y dulzura que sumada a la belleza actual los conquista a todos.



Este concepto que se crea en pos de la comedia me pareció sumamente positivo, ya que el mensaje de cambiar solo para gustar al resto no me simpatizó para nada; de hecho, quienes quieran conquistarla a su vez tendrán que sobreponerse a la idea de que Serinuma no cambiará sus pasiones, y que seguirá con ese fanatismo que tanto les disgusta, por lo que serán ellos quienes tendrán que aceptar y aprender a convivir con la personalidad de Serinuma si realmente la quieren, por lo que acabarán acompañándola en todas sus locuras.


La serie es sumamente graciosa, ataca todos los clichés del otaku promedio, disfrazándolo de una belleza femenina con su propio harem, poniendo a la protagonista en situaciones complicadas de relacionamiento amoroso, y poniéndolos a ellos en situaciones de lo más hilarantes en relación al mundo del fandom.

Cuando se une la chica apuesta al harem de Serinuma

Pero si bien se burla del propio mundo de donde sale esta serie, rompe con el esquema de que los otakus sean lo más bajo del universo, mostrando que también son seres con sentimientos aunque estén enamorados de personajes 2D, y que uno se puede divertir con alguien así aunque no pertenezca a ese mundo, más cuando hay amor de por medio.

Cuando alguien se adelanta en la "competencia" 
por el amor de Serinuma

El punto fuerte de esta serie es su humor, me hizo reír en cada capítulo, por lo que no es una serie para tomársela a pecho como vi en algunos casos que la lapidaban por traer un personaje obeso que luego de adelgazar atrae todas las miradas, tampoco caer en lo hipócrita y creer que eso no pasa o no podría suceder. Es una serie recomendable para quien quiera distenderse con una comedia romántica bastante tierna, pero principalmente para disfrutar de su buen humor.


¿Dónde verla? Crunchyroll - Puya

martes, 7 de febrero de 2017

Fangirl - Libro

 

Autora: Rainbow Rowell
Sello editorial: Alfaguara (Editorial Penguin Random House)
Año: 2013
Páginas: 512

Cath es una chica como puede ser cualquiera de nosotros con sus preocupaciones pero también con sus sueños y cosas que la apasionan. Cath también es eso que algunos dicen con desprecio y otros con orgullo: una “freak” o “friki” como prefieran decirle; ella es fanática de una saga literaria, que se asemeja a lo que fue para nosotros “Harry Potter”, llamada “Simon Snow” y trata sobre un joven mago que lucha contra una entidad llamada Humdrum y contra su compañero de cuarto, el siniestro Baz que siempre lo está intentando meter en problemas.

Esta saga es su punto de apoyo en la vida, en todos los malos tragos que le ha tocado vivir con su familia, y ahora cuando se avecina uno de los cambios más grandes de su vida: la Universidad.

Para Cath esto es como un cataclismo, ya que junto con la entrada a la universidad su hermana gemela Wren ha decidido independizarse, no quiere compartir dormitorio con ella, tampoco estudiarán la misma carrera, y dormirán hasta en edificios separados; con suerte se verán para almorzar.   

Ahora Cath tiene que aprender a convivir con gente nueva, como su compañera de dormitorio Reagan, que casi nunca está porque entre los estudios, trabajo y novios (si, en plural), apenas si la conoce por su faceta destructiva que golpea la puerta al entrar y siempre está malhumorada con un semblante ceñudo. Pero conoce a Levi, el novio principal de Reagan (si se le puede decir así), que es sumamente amable y cálido, en contrapartida con su novia, y siempre tiene una sonrisa en el rostro y una buena palabra o acto para dedicarle a la huraña Cath.

A Cath no le interesa hacer amigos, no le interesa nada de lo que está pasando alrededor de ese sitio horrendo de perdición que es el ambiente de la Universidad americana por excelencia, donde las hermandades, las fiestas, el alcohol, las drogas y el sexo sin control se ha llevado a su hermana de su lado. Cath vino a lo que tenía que hacer: estudiar, y se seguirá  apoyando en lo que la ha apoyado toda la vida: Simon Snow.  ¿Y cómo se apoya uno en una saga literaria según Cath? Escribiendo Fanfics.

El libro es cautivador desde la primer hoja donde nos encontramos una “página web” de Wikipedia informándonos de esto que tanto fanatiza a la protagonista. De allí en más nos encontraremos en un vórtice que nos atrapa capítulo a capítulo con una fluidez en la escritura que las 500 páginas desaparecerán en un suspiro sin darnos cuenta. Cosa que no me la esperaba y que no me pasaba desde hace tiempo, además de que con la temática me hizo recordar mucho a las épocas en las que leía Harry Potter todo el día y a la velocidad que leía los libros se me iban como agua entre las manos.


Justamente este es un libro con el que nos podemos sentir identificados quienes somos medios freaks (con el horror que la palabra represente XD) ya sea por el ambiente en el que se mueve la protagonista en la vasta internet, en el tema de los fanfics (que yo nunca escribí pero si he leído), en el de tener una pasión que para los demás pueden considerar infantil y que no creces por ello, pero sí que haz crecido e incluso te ha dejado una enseñanza esa fantástica obra que te ha acompañado en tu vida.  

Es un libro poderoso que te transmite la vida de Cath como si te estuvieras envolviendo con ella, con sentimientos intensos: nos vamos a alegrar, a sentir estafados, a sentir molestos con los personajes que la rodean, y sentir un gran amor por este libro, desde las cosas malas hasta las buenas, pero no vamos a poder dejar de leer.

Algo que me llamó la atención es el modo en el que está planteada la composición del texto: nosotros seguiremos el día a día de nuestra protagonista, pero al final de cada capítulo (y estos son cortos) se estarán contando historias paralelas, y no diversas, sino todas relacionadas con esa historia ficticia que tanto atrapa a Cath; por un lado están extractos de los libros de Simon Snow (“los oficiales” pongámosle),  y también parte de los fanfiction que están escritos por Cath en diversos años hasta llegar a “Carry On” (traducido como “Adelante”), que es su obra magistral en la que está trabajando en el momento que estamos leyendo el libro, y que Cath la toma como su última gran fanfiction ya que cuando salga el octavo tomo de la saga será el final para Simon Snow. Esto es una peculiaridad y notaremos que lo que se habla y trata acompaña la trama, lo que vive Cath, pero si puede ser que rompa un poco con el flujo de lectura que traemos, ya que queremos saber “qué va a suceder a continuación con Cath y lo queremos YA”, y esto puede sentirse como algo molesto al principio, pero al final nos cerrará todo, si no ha cerrado antes ya que a fin de cuentas tiene que ver con la historia para interiorizarnos con el mundo de la protagonista.


Como detalle “Carry On” es la obra siguiente de la autora, en la que el fanfic de Cath llega a nuestras manos, este libro ha sido traducido al español como “Moriré besando a Simon Snow”, y di con “Fangirl” porque todas mis compañeras del #clubdelectura.uy hablaban en sus blogs y canales de youtube del libro de “Simon Snow”, y Stephanie me dijo en su blog que leyera Fangirl para luego entender Simon Snow por lo que decidí seguir su consejo.


Fangirl es un “rayito de luz”, es de las lecturas más cálidas, hermosas, y placenteras que he tenido el gusto de leer en los últimos años. El poderoso enganche en la escritura que tiene Rowell y la historia juvenil en sí, la hace brillar como un gran recomendado para quienes se dejen enamorar con la obra, se quieran sentir identificados con esta freak de protagonista, o que simplemente se quieran dejar envolver en un drama adolescente con sus romances, sus dilemas familiares y el afrontar nuevas responsabilidades en esto que se llama “crecer”.  

Muchísimas gracias a Penguin Random House por este bellísimo ejemplar, pueden visitar su página web Me Gusta Leer para más información de este libro y otros de la autora. 

jueves, 2 de febrero de 2017

Seconds - Novela gráfica



  
Año: 2014
Editorial: DeBols!llo (Penguin Random House)
Autor: Bryan Lee O’Malley
Otros artistas: Jason Fisher (Ayudante de Dibujo)
                          Dustin Harbin (Rotulación original)
                          Nathan Fairbairn (Color)

Bryan Lee O’Malley es conocido por ser el autor de la serie “Scott Pilgrim” (entre 2004 y 2010), y “Seconds” es su más reciente obra editada en el año 2014. Manteniendo su estilo fuertemente influenciado por el manga y lo mágico en lo cotidiano, “Seconds” cuenta la historia de Katie, una veinteañera (de 29 años) que era jefa-cocinera del mejor restaurante de la ciudad (que se llama justamente “Seconds”), pero que ahora atraviesa por un momento de tensión, stress y tristeza mientras espera que termine de reformarse el edificio donde abrirá su propio restorán.
Es que Katie sigue viviendo en un altillo para ahorrar dinero, está soltera desde que se peleó con su ex (Max, otro cocinero), sus planes con el nuevo local no avanzan y todavía tiene tiempo para pasarse por el “Seconds” para sentir que hace algo. Se siente de alguna manera entre vieja y joven, atrapada en un momento de cambio donde solo puede esperar y con remordimientos por ciertas acciones del pasado.


Entonces, dos encuentros vienen a cambiar su vida: primero empieza a ver en sueños (y despierta) a una extraña y fantasmagórica chica que aparece y desparece en el “Seconds”; el segundo, es una libreta con instrucciones para cambiar sus errores, siempre y cuando los anote, se coma un hongo especial y se vaya a dormir. Así, Katie va a buscar cambiar sus errores del pasado y arreglar sus remordimientos



El autor condensa en esta historia dos o tres de los temas que más pegan a los jóvenes-adultos-veinteañeros de la actualidad: la inseguridad sobre el futuro, el tema del pasaje a eso que llaman “adultez” de una vez y el universal remordimiento por los errores del pasado.
Como en “Scott Pilgrim”, la protagonista tiene algo de niña y algo de irresponsable, pero también irá creciendo a lo largo de la obra, mientras viaja para ir “solucionando” sus errores. Parte del buen juego que creo que hace la obra con esto es que a pesar de poder cambiar cierto error del pasado, eso no significa que Katie necesariamente tenga un nuevo presente sin problemas o sin fallas; las complicaciones siguen a cada cambio de Katie.
Además, a cada cambio, O’Malley muestra un nuevo mundo que se abre y se desgarra la línea entre la realidad y lo fantástico, pero a diferencia de “Scott Pilgrim” (donde lo “mágico” es parte del mundo y aceptado por todos), aquí Katie no sabe cómo reaccionar frente a lo extraño y el peligro que parece venir.


Llegué a esta obra gracias a Megustaleer y la experiencia de haber leído el anterior trabajo de Bryan Lee O’Malley. El tema del dibujo se nota más maduro sin haber perdido sus toques característicos, aunque hay ciertos momentos donde los cuadros se hacen pequeños y creo que se pierde un poco de calidad. Eso sí, se agradece enormemente el color y los juegos que se hacen con ellos, con sutiles sombras en los personajes y fondos.
Hay buenas imágenes que combinan simbolismo, magia y la “realidad” con el estilo propio del autor y un muy buen trabajo en los fondos, tanto cuando precisan del detalle interior como de exteriores dominados a veces por la melancolía y la nieve.


La historia me gustó, corta, interesante y bien llevada, aunque personalmente me gustaría que hubiera un poco más de desarrollo en los personajes secundarios. El autor juega un papel también, a medio camino entre narrador y voz interior de Katie, que no rompe la 4ta pared en ningún momento, y nos va descubriendo de a poco los errores y el pasado que la protagonista quiere cambiar.
La obra en general me atrapó y el mensaje de la misma con respecto al pasado, el remordimiento y lo que soñamos cambiar va en cierta sintonía con lo que pienso, sobre todo ante la idea de que un cambio no significa el mejoramiento de todo. En esto O’Malley lleva de manera interesante el tema del “viaje en el tiempo” cuando la historia cambia, ya que Katie es la misma, pero no su pasado, lo que la afecta en sus relaciones con las personas.
Una novela gráfica bien llevada, interesante y que toca temas actuales para mucha gente, y que muestra a un autor más maduro sin perder su toque personal. Recomendada especialmente para aquellos que estén en esa etapa extraña de que sos joven y adolescente y adulto, pero también para todos los que les interese el tema de los cambios del pasado y el futuro.

La edición de DEBOLS!LLO es accesible y se encuentra, además de que la traducción es buena y trae todas las páginas a color. Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar,  y pueden encontrar más información de este libro en la página web de "Me gusta leer" 


martes, 31 de enero de 2017

Keijo!!!!!!!! - Anime


Episodios: 12
Emisión: del 6 de Octubre al 22 de Diciembre del 2016
Estudio: Xebec
Géneros: Ecchi, Shounen, Deportiva

Kaminashi Nozomi es una joven gimnasta muy entusiasta, que al terminar la secundaria ella desea juntar dinero para su familia, y ve la oportunidad en un deporte que mueve un gran público y es bien pago gracias al mundo de las apuestas.


El Keijo es un deporte que es llamado como “Sumo de Traseros”, y básicamente consiste en encontrarse en un cuadrilátero, dentro de una piscina, y donde dos o más chicas se deberán enfrentar en trajes de baño y tirarse del cuadrilátero usando no más que sus pechos y sus colas. Quien sobreviva a la golpiza de las demás jugadoras y quede en pié será la ganadora.


La premisa no era nada llamativa, de echo uno podría indignarse y considerar la propuesta indecente, imposible (ya que golpearse de esa manera sería muy doloroso e insoportable), y más que nada sexista, ya que ponen a las mujeres como objeto de entretenimiento en trajes de baño que perfectamente se pueden salir en medio de la contienda (o que las propias jugadoras se saquen el traje de baño para demostrar una técnica especial). Pero yo decidí no tomármelo así, no poner el grito en el cielo como muchos hicieron, y me lo tomé como lo que era, una serie que es para tomársela con humor.


Toda la idea es cómica, es tremendo como la serie si se toma en serio a sí misma para dejar todo más aún hilarante, ya que propone una academia donde las estudiantes (adultas, tienen más de 18), estudian técnicas, fundamentos como tetología y traserología, y tienen los entrenamientos que son más que estremecedores.




Uno quizás esperara de una serie de este estilo los clásicos cliché ecchi, con escenas sugerentes entre chicas, ropa interior o escenas impúdicas para el consumidor condimentado con muchos gritos de “baka” y “Kya”, y que el combate sea casi que una pelea en el barro como esas que hacen los yankees, pero he visto más ecchi en series que no deberían tenerlo de temática principal y que lamentablemente arruinan todo el concepto.  


Aquí no sucede nada de eso, el ecchi sin sentido no tiene cabida, ya que no cae en los estereotipos ya mencionados, aquí las chicas entran para capacitarse como si fuera un deporte más, se lo toman en serio aunque las técnicas sean de lo más alocadas (a lo Kuroko no basuke, Prince of Tennis o Inazuma Eleven), y aunque las propias técnicas las dejen en paños menores y ropas rasgadas uno queda más impresionado por la violencia y la tensión del combate donde un culazo puede nockear a una contrincante, sin tener la necesidad de mostrar más de lo necesario fuera de la competencia (obviamente estará la escena en el vestidor o algo por el estilo pero no se siente excesivo).   



Incluso está el tema de las fisionomías de las protagonistas, desde chiquitas y menuditas, a normales, pechugonas, rellenitas o muy gorditas, lindas o feas, demostrando una gran diversidad de personajes.  


Además en la parte de animación hay que destacar los guiños a otras series en medio de las técnicas (Shingeki no Kyojin o Fate entre las más conocidas), y el tema de los moretones enseguida del golpe como para reconocer el lugar que fueron heridas, más que nada al comienzo de la serie cuando tenían más presupuesto, porque luego la serie empezó a flaquear (y feo) en la calidad quedando casi que caricaturescas en algunos paneos.


Pero no se piensen que es solamente lo físico y lo agresivo para mencionar, las chicas son realmente simpáticas teniendo tantas mujeres para apreciar más allá de la protagonista (los hombres brillaron por su ausencia en la serie), demostrando una gran camaradería entre las integrantes de la academia con el apoyo de sus docentes, promoviendo la sana competencia donde se aprecia la rivalidad sin caer en el odio enceguecido. Algo que realmente llenaba y resultaba sumamente agradable de ver, ya que nadie estaba cinchando para su lado y era un ambiente de cooperativismo.


Quizás todo lo que comento la haga sonar como la serie más increíble del mundo, pero no es así, ni fue de las mejores series del año, pero si fue una serie de lo más curiosa por la que nadie daba ni un peso y resultó ser de lo más divertida y bastante agradable de ver aunque en medio de un combate se quedaran con los trajes destrozados, y si bien tiene sus momentos absurdos, es una serie que se toma en serio a sí misma; todo esto es lo que nos permitió disfrutar de un ecchi cómico para entretenerse y no quedarnos con una serie berreta con los clásicos estereotipos. Recomendable para todo aquel que le llame la atención y se anime a darle una oportunidad.


¿Donde verla? Crunchyroll - Puya

jueves, 26 de enero de 2017

Fune wo Amu - Anime


Emisión: Del 14 de Octubre al 23 de Diciembre del 2016
Estudio: Zexcs
Géneros: Slice of Life, Drama, Romance

Basado en la novela de Miura Shion, Fune wo Amu o también conocida como “The Great Passage”, es una historia que se desarrolla en el mundo de las editoriales, más específicamente en la extenuante creación de un diccionario.

Los diccionarios es algo que normalmente no nos ponemos a pensar en cómo son creados; tenemos acceso a los libros en general, podemos conocer un poco de su proceso de editorial, pero, lo que realmente es difícil es la creación de un diccionario y más que nada el que nos muestran en la realidad de Japón.


Para comenzar con esta historia se nos presentan dos personajes: Mitsuya Majime, un vendedor de la editorial bastante nervioso y torpe al hablar, ya que le cuesta elegir las palabras correctas para conversar sobre el tema que fuese; y Masashi Nishioka, un vendedor nato que trabaja para el sector diccionarios, descubre la torpe incursión de Majime como vendedor y lo reprende ante su ineptitud, pero mientras que hace esto, se da cuenta de que Majime tiene talento para describir las palabras, y que su lugar dentro de la editorial claramente está dentro del departamento de diccionarios y no en el de ventas, por lo que hace que lo cambien de sector.




Majime es organizado, un trabajador mecánico e incansable, que solo se encontraba fuera de lugar en el departamento de ventas, y así lo demuestra en el pequeño grupo de 5 individuos que está luchando para sacar un diccionario adelante.




Aquí es donde nos veremos inmersos en el título de la serie, en la construcción de un “barco” que nos permita navegar “en el mar de las palabras”, y bajo esa premisa es que nos encontraremos con la ardua labor de 10 años que tendrán por delante los personajes. Quizás la propuesta pueda ser poco alentadora, pero increíblemente dentro de la tranquilidad que transmite la serie los pequeños logros y los grandes errores nos mantendrán en vilo de la construcción de algo que parece casi que ha caído en desuso tras el acceso al internet y los programas de redacción. Sin embargo, en Japón esto no es así, ya que al contrario de lo que se cree ellos se aferran a la tradicionalidad, además de tener un lenguaje sumamente diferente al nuestro.


Es así que el escueto equipo deberá enfrentarse a la selección de palabras, la selección de definiciones que según el contexto los kanji pueden tener diversos significados, la inclusión de nuevas palabras que surgen dentro de la moda o la apropiación del inglés, así como también la exclusión de palabras o definiciones que cayeron en desuso. A todo esto se le suma la revisión constante para ver si una palabra que antes estaba de moda, 8 años después cuando el diccionario se estaba por publicar se dejó de usar o cambió su significado.



El trabajo cae prácticamente sobre Majime, ya que el departamento se viene abajo, y no porque sus pocos trabajadores lo quieran, sino porque deben de luchar contra la editorial que considera que un diccionario es un gasto innecesario, ya que la financiación corre exclusivamente por las editoriales y no tienen un apoyo desde la academia o el estado, y el equipo debe de demostrar a los mandamases su necesidad en la sociedad junto con su potencial de ventas.


Además podremos ver durante todo esto no solo el mundo de la editorial, sino también vistazos a la vida personal de los dos protagonistas que a pesar de las diferencias construyen una importante amistad. Por un lado Majime parece casi un ermitaño que solo gusta de los libros, nos demostrará un poco sobre su vida y su anhelo del amor. Así como Nishioka mostrará su perseverancia hasta las últimas consecuencias tanto en lo laboral como en lo personal, con una personalidad avasallante, al contrario del tranquilo y lento Majime.





La animación es realmente agradable en tonos suaves, a veces un poco carente de detalles, y como curiosidad, cuenta con un segmento algo infantil en medio del episodio en el cual explica detalles de los diccionarios.



La serie en sus 11 capítulos resulta ligera en eventos (recordemos que se trata de un slice of life), pero aún con los eventos más pequeños entretiene, ya sea con la lucha constante para sacar el diccionario adelante desde su comienzo a su final, o por ver la evolución de sus protagonistas como personas. A fin de cuentas fue la serie que pasó desapercibida durante la temporada pasada, pero que vale la pena para quienes disfruten de los slice of life para adultos.


¿Donde verla? En Kashikoi