viernes, 20 de noviembre de 2020

Villette #UnañoconlasBrontë


Autora: Charlotte Brontë

Género: Novela gótica, romance

Año: 1853

Páginas: 648

Sello editorial: Alba


Estamos llegando al final del año y pasó la penúltima lectura de #UnañoconlasBrontë, donde leímos la última obra de Charlotte, una obra muy particular, que nuevamente retrata un periodo de su vida tras diversos cambios, ya que cuando esta obra fue publicada Charlotte ya hacía años que había perdido a todos sus hermanos en manos de la tuberculosis.


Así como Charlotte, la protagonista Lucy Snowe perdió a toda su familia en un misterioso accidente, ella fue la única superviviente, y lamentablemente perdió el contacto con su único ser querido restante: su madrina la señora Bretton. Lucy debe arreglárselas sola, y en cierto momento decide viajar a Villette, la capital de Labassecour (país ficticio inspirado en Bélgica). Allí conseguirá trabajo en un internado, donde dará clases de inglés a las jovencitas del continente, y además vivirá episodios de gran soledad, así como de enamoramientos.


Ilustración de Edmund Dulac

Es increíble como las Brontë se inspiran tanto de su vida personal para hacer sus obras (quitando a Emily que probablemente sea la más original de lo que hemos leído): en este caso Charlotte no solo se inspira en la pérdida de su familia, sino también cuando viajó a Bélgica a trabajar en un instituto como profesora de inglés, reflejando su soledad de vivir en un país extranjero sin nadie que la acompañe y que la estigmaticen por tener una religión “diferente”, teniendo amores que parecen imposibles, como es el caso del dueño del instituto, el señor Heger, que se encuentra casado, y que además la inspiró para escribir su primera novela: El profesor (que nadie se lo quería publicar).


En el caso de Lucy pasamos de un momento de tranquilidad, por encontrarse estable financieramente, para dejar lugar a sentir esa soledad, esa añoranza de afectos que recaen en el doctor John, que visita el instituto y a quien parece admirar (personaje inspirado en su editor George Murray Smith), así también como en un profesor cascarrabias, Paul Emanuel, que siempre parece estarla tomando de punto de burlas y suspicacias pero que pasa a ser considerado como un extraño amigo (inspirado en el señor Heger), estas figuras masculinas fuertes serán los que interesan de alguna manera a Lucy, sea como amistades o la promesa de algo más ante una fuerte necesidad de afecto que parece no encontrar a su alrededor. 



La soledad es un tema fuerte en la obra, pero también lo es la religión, que cobra gran relevancia al tratarse de una protestante en el continente católico del Papa. Se genera un diálogo entre la protagonista y ese intento de la gente por convencerla de “dejar de ser una pagana” por no ser católica apostólica romana, acompañando esta idea el "contraste" de la "austeridad" protestante, y la opulencia de los seguidores del Papa; en la reunión de #Unañocon notamos que en las 3 obras leídas de Charlotte siempre impone un sentido de rectitud, de moralismo, incluso sus protagonistas siempre tienden a ser un ejemplo de esto, y en el caso de esta obra aprovecha a criticar a la gente del continente por ser opulentos y festivos.


Ilustración de Edmund Dulac

Si bien toca temas interesantes, creo que no sería un clásico que pueda leerse por todo el mundo; aunque es la última novela escrita por Charlotte, a algunos les puede gustar, pero a otros puede que nos deje un sabor a poco teniendo en cuenta el grosor de este libro. Para quienes quieran indagar más en la obra de las Brontë, y particularmente de Charlotte, la hermana que más escribió, puede que encuentren un nuevo aspecto de la autora y que les resulte entretenido.



PD: muchas gracias a quienes nos acompañaron en la última reunión... pero adivinen quien se olvidó de sacar la foto del encuentro y no tiene para colgarla en esta entrada *facepalm (entre que me sentía mal y que dirigí con mucho esfuerzo el encuentro se me re olivó la fotografía, les pido disculpas).


miércoles, 11 de noviembre de 2020

Dos chicas de Shanghai - Novela


Autora: Lisa See

Género: Ficción Histórica

Año: 2009

Páginas: 352

Sello editorial: Salamandra

Más información en Me Gusta Leer


Creo que la mayoría de los lectores conocemos a Lisa See por "El abanico de seda", una obra majestuosa que retrata a una China en la que se realizaban los vendajes de pies, dolorosos y que marcaban el destino de mujeres y familias enteras a nivel de estatus. Tras leerlo, y reconocer el gran trabajo de investigación de esta autora en su novela histórica, supe que quería leer más de sus trabajos. A principio de año leí "La isla de las mujeres del mar", que se sitúa en Corea y nos habla de momentos muy turbulentos que llevaron a la división de las dos Coreas que conocemos hoy en día. Pero nunca me imaginé, que "Dos chicas en Shanghai", sería el libro que más me impactó y que encontraría más crudo de la autora. 


La historia inicia en Shanghai: Pearl y May son dos jóvenes hermanas que provienen de una familia aburguesada, que manejan el inglés a la perfección, tienen estudios varios, y al ser tan hermosas posan para pintores de calendarios. Ellas solo pueden ver las maravillas que viven en sus vidas, unas vidas modernas, con el toque Europeo de la colonia que es Shanghai, y a su vez con las bellezas estéticas de su cultura china. Sin embargo, ya en las primeras páginas notamos algo que estas hermanas no perciben, y es que hay cosas que comienzan a escasear en su casa: faltan adornos y personal; y mientras ellas viajan a posar o a dar clases de inglés, imágenes que a una persona normal le perturbarían de la pobreza y los muertos por hambre en la calle, a ellas les pasa sin cuidado ya que siguen en su burbuja de prosperidad. 



De esta manera es que casi les llega por sorpresa que nada es lo que parece: las dificultades económicas llegan a su hogar, y la guerra chino-japonesa invade su ciudad. Los horrores de la guerra se hacen presentes y nos estrujan el corazón tras leer líneas que nos golpean, donde solo podemos seguir leyendo estupefactos, no hay nada que podamos hacer, y todo va cayendo en una espiral de perdición que parece no tener fin. 


Gente huyendo de los bombardeos
Fuente (Galería no apta para sensibles)

Pero una puerta se les abre y es el ir a Estados Unidos y obviamente ellas no la dejaran pasar; se aferrarán a esa posibilidad y nuevas dificultades encontrarán al ser asiaticas, chinas, que parece ser la peor categoría dentro de los asiaticos por debajo de los coreanos y los japoneses. En EEUU la discriminación será moneda corriente, y peor aún cuando llegue el ataque a Pearl Harbor y tengan que usar brazaletes para diferenciarse de los japoneses.


Es una historia dura, durísima, y esto es solo un pantallazo de TODO lo que viven estas hermanas. Es como ver un desastre natural: no podemos apartar la vista mientras todo se viene abajo, seguimos leyendo boquiabiertos ante escenas crudas que nunca se borrarán de mi mente, pero al mismo tiempo estamos diciendo “por favor, que mejore esto en algún momento”, mientras Pearl y May solo anhelan algo de felicidad y estabilidad. 


Creo que lo peor de todo es que los libros de Lisa See están realizados bajo un minucioso trabajo de investigación de la época a través de entrevistas, diarios, y libros que retratan tanto el periodo de cambio para los chinos en los años 30-40, como su emigración a los Estados Unidos, son acontecimientos duros, pero retratan de forma realista todas las dificultades que vivieron esas personas, y es importante no mirar a otro lado, no ignorarlo. Ya que bien sabemos que la historia está condenada a repetirse.


No es tarea fácil ponerse en los zapatos de estas mujeres, de una población que recibe tantos golpes en tan pocos años, pero sin dudas es un libro que no me arrepiento de haber leído y que voy a atesorar. Lo que sí me dolió fue el final tan abierto que hace que uno quiera salir corriendo a buscar su segunda parte que en este momento se encuentra fuera de stock en las librerías, pero voy a buscar y rebuscar para encontrarlo de segunda mano porque no quiero quedarme sin saber cómo sigue la historia de estas dos hermanas y saber cómo el revés que se da al final se resolverá.


Es un libro imperdible para todos los que gustamos de los libros históricos, de los libros que abordan la historia un tanto desconocida para nosotros de este lado del mundo sobre China. Es una joya que no pueden dejar de leer. 


sábado, 7 de noviembre de 2020

El alma de la espada (La sombra del zorro 2)


Autora: Julie Kagawa

Géneros: Fantasía, romance

Año: 2019

Páginas: 532

Sello editorial: Océano Gran Travesía 

(Gracias a la editorial por mi ejemplar para reseñar)


Me pasó algo con esta secuela, que no sé en qué terminó de repercutir, si en mi lado de seguidora del manga/anime desde hace muchos años atrás *inserte meme de “han pasado 84 años”* o, si simplemente la obra no terminó de cuajar en el resultado final de su trama.
Bueno, capaz que no 84 años
pero si tengo 964 anime completados xD
Les dejo enlace a mi MyAnimeList


Me explico: En el primer libro se nos introducía una historia japonesa de clanes, con sus samurais, shinobis y magos. Una chica mitad zorro (la imagen de la kitsune del folclore japonés) que es criada en un templo, debe huir ante la destrucción de este por unos demonios, oni, que están tras la búsqueda del pergamino sagrado que convoca al dragón que concede un deseo (no sé si les suena la historia, está basado en la leyenda de Shenlong). La chica en su huida se encuentra con el asesino de demonios (que anda tras el pergamino a pedido de su clan) y accede a acompañarla hasta otro templo donde se resguarda otra parte del pergamino famoso a cambio de que lo guíe hasta allí. Aventuras de por medio se suman nuevos aliados, y el asesino de demonios se ve ante una disyuntiva cuando debe proteger a sus amigos y perder el control de la maldición de su espada (que pasa a ser la parte central de este libro) o seguir con la misión que le encomendó su clan. 


¿Hasta acá vamos bien?


El primer libro que terminaba por allí, en medio del caos y un final de infarto pasa a dejarnos en una segunda parte llena de “pensamientos” en los que los personajes hacen demasiada introspección, tipo… demasiada. Cuesta avanzar en el relato, párrafos enteros de descripción o introspección se podían obviar y suprimir, fácilmente unas 200 páginas se podría haber ahorrado esta historia, y de paso haber salvado algunos árboles, porque dios mío, se hace in-su-fri-ble.


Usar este meme solo por esa hermosa palabra:
Soliloquio xD


Pero no todo es tortura, no chiques: van a tener un romance que parece salido de la galera de un mago; en un momento no está y derrepente es todo intensidad y vos quedas KE, ¿Desde cuándo estos personajes se atraen?. Fuera de broma, eso sí me rompió los ojos al principio, pero lo realmente importante es el crecimiento que tiene Yumeko en esta obra: la Kitsune realmente madura, y si bien sigue ignorando algunos comentarios (aunque vamo’ arriba, la gurisa se crió en un templo aislado, pero tampoco tiene autismo aunque no sabe reconocer tonos de voz e ironías), demuestra un crecimiento tanto en su magia como madurez en evaluar situaciones y tomar decisiones. 



Y voy terminando con mis comentarios socarrones, para decirles que no detesté todo el libro y que solo las últimas 150 páginas aprox. me hizo subirle un punto y medio en goodreads (le puse 2.5). Creo que la autora brilla en hacer buenos finales; si, todo el inicio del libro es relleno, pero que bien hace los finales, realmente atrapa al lector, tanto en intrigas, maquinaciones como en combates, todo armoniza, y cuando quisiste acordar estás en las últimas páginas y lo que queda más adelante es un glosario (para los que no manejen vocabulario básico japonés). 


¿Me gustaría leer el último tomo? Ya que estoy en el baile probablemente, aunque mis expectativas están por el piso. ¿Recomendaría el libro? Sin dudas hay gente ahí afuera que le puso de nota 4 y 5 estrellas, ergo le encantó, porque está muy bien puntuado en goodreads, pero si son demandantes con las historias japonesas que juegan con el folclore, tienen muchos años arriba de manga y anime, libros en general, probablemente haya cosas que les rechinen. Ahora si les viene bien cualquier material promocional de japón entrenle sin miedo que seguro les guste.



domingo, 25 de octubre de 2020

Mi planta de naranja lima - Novela



Autor: José Mauro de Vasconcelos
Géneros: ficción
Año:: 1968
Sello editorial: El ateneo
Páginas: 178


En algunas oportunidades tenemos clásicos esperándonos que lo leamos por años, buscamos una excusa para finalmente encontrarnos. Eso me pasó con este librito, que gracias a que salió bajo la consigna “el mes de la nostalgia” del #clubdelecturaUY lo leí.

La historia nos introduce a un niño de 5 años llamado Zezé; él vive en Brasil, en lo que probablemente fuera la década del ‘20 en Río de Janeiro. Zezé es un niño de una familia pobre, que tiene mucha imaginación, le gusta cantar, y hace numerosas travesuras por las que recibe sus castigos cuando salen a la luz.

Con 5 añitos es un niño muy avispado; algunos niños se ven obligados a “crecer” muy rápido por el contexto familiar, o por una enfermedad, en el caso Zezé es por las dificultades económicas que comienza a atravesar su familia: comprende que son pobres porque su padre perdió el empleo, mientras que su madre y su hermana mayor se vieron obligadas a trabajar en un fábrica para mantener a la familia. Él entiende que su familia se va a privar de muchas cosas que fácilmente consiguen otros vecinos, y que todos tienen que trabajar para salir adelante.

Aún así es maravilloso como en el relato se siente la ternura de Zezé, uno puede imaginarse su voz cuando canta, lo adorable que es cuando cuida a su hermano menor “El rey Luis” (a quien adora con locura), y juntos pasean en el jardín imaginando que están en un parque zoológico. También tendremos la famosa planta de naranja-lima, que será el principal amigo imaginario de Zezé a quien le contará todas sus travesuras.


Es un libro que toca la fibra sensible del lector, más cuando nos damos cuenta de que este libro es autobiográfico y es nuestro propio autor quien nos cuenta las dificultades que vivió en su infancia. Cabe advertir al lector que es un relato que nos habla de la pobreza tanto monetaria como afectiva, y así como los momentos tiernos que vive Zezé con su tío, su hermanito Luis y su hermana Gloria los apreciamos como si los viviéramos en carne propia,  los momentos más duros nos llegan a horrorizar ya que los castigos por las travesuras de Zezé van escalando. 

Mucha gente lloró con el final; creo que lo que más queda es el impacto final del relato, el saber que esto fue lo que vivió el autor y las emociones que nos deja al cierre son las que más nos marcan de toda la obra. Es un libro que tiene sus partes duras, pero no quiero que salgan espantados porque así como le encontré el dolor, también le encontré lo tierno, lo maravilloso que es el relato en sí, que juega con la nostalgia del autor. Adoré este libro, que con lo bueno y con lo malo, representa una imagen de la época, de los duros años ‘20, y hay que posicionarse desde allí para apreciar el relato. Nuevamente les digo que no le tengan miedo porque es un clásico maravilloso que super recomiendo leer y es tan cortito que se lee tranquilamente en un par de días, y tranquilos que al ser tan cortito no les conté todo y les quedan personajes y situaciones por descubrir.  




martes, 13 de octubre de 2020

Cumbres borrascosas #unañoconlasBrontë



Autora: Emily Brontë 

Géneros: Gótico, romance

Año: 1847

Páginas: 444

Sello editorial: Alfaguara clásicos


Cumbres Borrascosas es quizás la novela más conocida de las hermanas Brontë y sorprendentemente es la única novela escrita por Emily. Cuando se publicó originalmente en 3 tomos (dos de Cumbres y uno Agnes Gray de Anne) no fue bien apreciado por la crítica, la tachaban de inmoral, de algo que “solo un hombre depravado podría haber escrito”; nunca imaginaron que había sido escrito por una mujer.


Quien iniciará el relato no será nuestro protagonista, sino que será una representación de nosotros que escuchará un relato dentro del relato (inception xD). El señor Lockwood es el nuevo inquilino de “La granja de los Tordos”, finca aledaña y que depende del dueño de “Cumbres Borrascosas”, el señor Heathcliff . En Cumbres, Lockwood conocerá al huraño -y psicópata- propietario, y dos jóvenes que a simple vista no parecen tener relación con el dueño de la casa: una tal Catherine Heathcliff y un muchacho muy tosco a quien confunde con un empleado, Hareton Earnshaw.


La curiosidad moverá al señor Lockwood y lo llevará a preguntarle a la señora Dean, su ama de llaves, cómo hay tres personas tan diferentes y que demuestran tanto odio entre sí, viviendo juntas bajo el mismo techo de Cumbres Borrascosas. Y será recién allí que comenzará el verdadero relato, el relato dentro del relato, en el que la señora Dean contará la historia de las 2 generaciones que vivieron en La Granja y en Cumbres, y cómo su vida interrelacionada se volvió un relato de odio, pasión, y furia.


- Y acá les recomiendo ir haciendo un árbol genealógico porque puede que se pierdan con los nombres y apellidos. Mismo hay dos Catherine - 


Para muchos lectores encontrarán que Cumbres es un relato dinámico: a la mayoría nos gustan los chusmeríos (chisme, cotilleo, como le digan en su país xD), así que no sorprenderá que nos encontremos intrigados con el relato de la señora Dean y la necesidad de saber qué sucederá después y cómo llegamos a lo que vimos en el inicio.

De este modo la señora Dean nos moverá al inicio de la historia familiar: en la Granja de los Tordos vivía una familia muy elegante, los Linton, que se involucraron con la familia Earnshaw de Cumbres Borrascosas. En Cumbres vivían los niños Hindley y Catherine, que tenían una vida bastante libre, a quienes se les suma un niño que el señor Earnshaw decide adoptar en uno de sus viajes. Este niño que posee una tez oscura, con aspecto de "gitano", y es nombrado como Heathcliff.


Heathcliff se torna el protegido del señor Earnshaw por encima de su primogénito, causando el odio entre ambos niños, en tanto que Heathcliff se torna el compinche de travesuras de la vivaracha Catherine, creciendo entre ellos un gran afecto que va a continuar hasta la adultez.



Estos tres personajes crecerán, y se les sumarán los hijos de los Linton (Edgar e Isabella), y el relato terminará siendo uno de violencia, odio, amor tóxico, envidia, orgullo, altanería, todo en un popurrí con el toque gótico sobrenatural que caracteriza a las hermanas Brontë.


En la reunión de #UnañoconlasBrontë surgieron muchas líneas de discusión e hipótesis de esta rica historia: mientras las otras hermanas traen el tema de la religión como algo bueno y moralizante, Emily nos trae otra cara, la carencia de moral y la religión usada como algo temible. Además, la cultura y la importancia del aprendizaje, algo tan simple como saber leer y escribir, es remarcado como una carencia que separa a los hombres de las bestias. Y sin dudas un tema central es la necesidad de afecto, y como el mundo de dos familias tan diferentes: los Linton y los Earnshaw se ven interrelacionadas porque parece que no existe más mundo que el de las dos fincas aledañas, y no importa el tipo de amor que sea cuando estos personajes solo desean ver que son el centro de la atención de estas familias, así sea un amor que hiera a todos, incluso a las parejas en cuestión.


Es un libro muy recomendado, un clásico que puede que a muchos les resulte fácil de leer (aunque a otros puede que no) por eso de que está contado como quien nos cuenta la historia de la vecina. Toda la historia se siente siniestra, oscura, y muy lejos de historias románticas (y más sanas, en comparación) como la de Jane Austen ¿quería demostrar algo Emily con esta historia? quizás, mi hipótesis es que muchas parejas se ven unidas por intereses o por lo mejorcito que encontramos a nuestro alrededor y no vemos más lejos que nuestros círculos, llegando a caer en relaciones tóxicas donde las parejas (y no solo en parejas, también en relaciones intrafamiliares) se terminan haciendo más daño que bien, y esto pasaba en el 1800, pasa ahora, y pasó siempre ¿algún día aprenderá la raza humana o será algo que nunca superaremos?



Un bimestre más le damos las gracias a todos los que leyeron el libro y se sumaron a la reunión de #unañoconlasBrontë a discutirlo.




sábado, 3 de octubre de 2020

Kim Ji-young Nacida en 1982


Autora: Cho Nam-joo
Género: Feminista
Año: 2016
Páginas: 157 
Sello editorial: Alfaguara
Más información en su sitio web.


Desde que descubrí la existencia de este libro a fines del año pasado estaba deseando tener la oportunidad de leerlo. Sabía que era un libro que había causado revuelo en Corea del Sur cuando salió: celebridades que comentaban que habían leído el libro o que lo apoyaban fueron maltratadas por sus fans quienes como en el caso una cantante de Red Velvet, Irene, quemaron sus fotos. El libro contó a su vez con una adaptación al cine y el reparto fue criticado de mala manera por su participación, e incluso se firmó una petición para que no se estrenara ni se difundiera.

¿Pero de qué trata el libro para que reciba tanto rechazo? Es una obra que ni más ni menos está escrita por una socióloga, con citas a pie de página donde agrega las fuentes de lo que menciona en su historia, cosa que refuerza los datos que da de institutos estadísticos, papers y noticias de diarios. Este libro nos narra una historia desde la infancia a la adultez de una mujer, una protagonista que a propósito recibe el nombre más común en Corea que es Kim Ji-young. ¿Cuál es el por qué de ese nombre? Muy fácil: porque Kim Ji-young somos todas las mujeres en el mundo, y no solo en Corea donde se centra esta historia, esta es una obra que revela todos los problemas que tenemos las mujeres desde niñas hasta adultas solo por ser de este sexo.

La historia inicia en el 2015. Kim Ji-young tuvo familia y se encuentra en medio de unas festividades yendo de un lado para el otro con su marido a visitar los familiares de este. Por el estrés y la depresión postparto, ella comienza a tener episodios de disociación y comienza a decir cosas que parecen salida de la boca de otras mujeres: una amiga de la universidad y su madre. Comenta cosas que no se animaría a decir por sí misma a su marido y a su suegra; ¿Es esto una enfermedad, o es simplemente una persona que se ha visto tan sumisa tanto tiempo que necesita gritarle al mundo lo que verdaderamente siente?

En tan solo 150 páginas, quienes vivimos las experiencias que vive Kim Ji-young, nos removerán por dentro distintas emociones de impotencia, de angustia, de querer gritar BASTA. Nada nos dejará indiferentes, desde que se priorice y se perdone al género masculino por todo (desde niños a adultos), donde la víctima de acoso tenga la culpa, la brecha salarial, la dificultad de conseguir trabajo solo por ser mujer, y la presión social de tener un hijo aunque no lo quiera en ese momento, o (por qué no) nunca. Es un libro que duele, que se siente con una potencia de unas 500 páginas y que nos llevará a reflexionar parte por parte de todo lo que se menciona. 

No les diría que es un libro para leer rápido, sino todo lo contrario: hay que leerlo con atención, releer algunas partes, y luego pedirle a todo el mundo que por favor lo lean; mujeres y hombres, no importa el sexo. Es un libro que debe ser leído para lograr entender el sufrimiento que llevamos a cuestas las mujeres que parecemos las eternas perdedoras en una sociedad injusta. Por favor léanlo, divúlguenlo, les va a doler la lectura sí, pero también van a adorar que alguien se haya molestado en escribir de una manera tan simple y a su vez tan contundente sobre nuestra problemática. Gracias a la autora, y por una lucha que sigue.


Les dejo el tráiler de la película:


miércoles, 23 de septiembre de 2020

El Instituto - Novela



Autor: Stephen King
Género: Thriller
Año: 2019
Páginas: 618
Sello editorial: Plaza & Janés (Penguin Random House)
Más información del libro -por aquí-.

Descubrí a King en mi adolescencia, me enamoré de su estilo narrativo y quería leer todo lo que encontrara de él, hasta que me prestaron “La chica que amaba a Tom Gordon” y no quise saber nada más del autor hasta que pasaron muchos años. Desde el año pasado que estoy diciendo “quiero retomar a King”, y vi que este libro tenía una excelente crítica, así que decidí recomenzar por aquí.

En este libro nos encontramos con un tipo de niños que se mencionan en otras de sus obras, niños con poderes telepáticos y telequinéticos. Nuestro protagonista es Luke, un niño de 12 años con una inteligencia tal que lo lleva a ser aceptado en dos universidades al mismo tiempo. Él está entusiasmado, pero su vida se verá cortada cuando una noche lo secuestren porque tiene una habilidad especial: puede mover algunos objetos ligeros con la mente.


Tras despertar se encontrará en lo que se llama “El Instituto”, un lugar donde reúnen niños con habilidades mentales que por medio de diversas pruebas -o mejor dicho, torturas- buscan fortalecer esas capacidades de telepatía y telequinesis. El objetivo del "Instituto" se ocultará tras las puertas de “La mitad trasera”, y será una incógnita que no se revelará hasta avanzar en la trama.

Y con esto creo que es sinopsis suficiente para que ustedes mismos se adentren a la historia. Pueden imaginarse fácilmente que Luke es un niño, que por más que sea un genio, no deja de tener 12 años y solo quiere irse a su casa con sus padres. El chico deberá ingeniárselas para tolerar la situación, aliarse con otros niños que se encuentran en el centro de experimentos, y aguantar quién sabe cuanto tiempo con la incertidumbre de si va a conseguir salir, si va a descubrirse de alguna manera la Institución, si va a morir en algunas de las pruebas o “en la mitad trasera”. Las posibilidades son muchas y nosotros como lectores nos veremos inmersos en el ágil relato de King.

Yuko Shimizu


Me encariñe tanto con Luke como con el resto de los niños, no me gustaba ver que pasaban mal pero al mismo tiempo no podía dejar de leer, aunque la narración no siempre fue perfecta y encontré algún momento de letargo donde uno se venía atrapado por la tensión y de repente parecía que todo se volvía más lento y que había demasiada información en el medio, dándole a uno ganas de saltearse partes para saber qué iba a suceder después. 

Me alegro realmente de haber retomado el autor, y considero que incluso para quienes hayan leído poco y nada puede ser una excelente opción para comenzar a leerlo, aunque es verdad que el grueso del libro puede llegar a intimidar (no lo niego, yo misma me vi intimidada por sus 600 páginas), sentí que era la narración perfecta para volver después de tantos años. La tensión, la adrenalina, algunos chistes y patadas políticas a la situación actual de EEUU y de la historia del mundo, es un libro que se balancea muy bien para quien quiere un buen thriller.

PD: Si ya leyeron este libro y les gustó, les recomiendo leer el manga de AKIRA, van a encontrarse con un ambiente y trama muy similar, salvo que está escrito en los 80.

sábado, 19 de septiembre de 2020

Retorno al blog y reseña El Orgullo del Dragón

Como se habrán percatado este año he tenido mis momentos de inactividad (en parte culpa de la cuarentena que ha causado bloqueos lectores, en otra parte culpa de la facultad a la que este año decidí priorizar), pero creo que este es el más largo en la historia del blog.

Sentí que no daba abasto entre la facultad con sus entregas y parciales,  los encargos de desgrabaciones y por si fuera poco me inscribí a unos cursos que estoy haciendo por medio de Coursera. Decidí parar el blog y no agobiarme. Di todo mi esfuerzo en lo que tenía fechas límites y prioridades y acá estoy, nuevamente publicando y con tres reseñas prontas para subir. 

Les soy sincera, extrañaba mucho el blog. Incluso leí libros que no voy a subir reseña aunque quizá aproveche a comentar en instagram.

Así que sin más dilatación vamos con la primera reseña de un libro que leí en medio de un bloqueo lector XD porque este año no ha sido fácil en ningún sentido.

jueves, 13 de agosto de 2020

El quinteto de Nagasaki - Novela recopilatoria


Autora: Aki Shimazaki 

Año: 2010

Género: Novela histórica

Páginas: 442

Sello editorial: Lumen (Penguin Random House)


Cuando uno ve un título japonés que implique trasladarnos a Japón, el lector puede a veces sentirse intimidado por una cultura diferente, por términos o lugares que puede no conocer, o, por el contrario, sentirse cual polilla volando hacia la luz. 

En “El quinteto de Nagasaki” nos encontraremos con cinco libros que se editaron en uno (en tan sólo 442 páginas), donde el hilo conductor serán los vínculos de sangre de los personajes (porque quizás decir “familia” sea algo bastante delicado). 

Al iniciar este libro nos encontraremos con un tiempo cercano a la actualidad: una mujer que se encuentra en sus últimos días de vida habla con su nieto de lo que fue el ataque a Japón con las bombas atómicas, y ella, como sobreviviente de la bomba de Nagasaki, cuenta su visión de la historia, una visión casi que de historiador analítico y no de una persona común. Tras su muerte, su hija será llamada para la lectura del testamento, descubriendo que tenía un medio tío del que nunca supo nada, y una carta, en la que su madre, Yukiko, le revelará su pasado y como mató a su padre. 


Desde allí viajaremos temporalmente a conocer a todos los involucrados en la historia de Yukiko. Al mejor estilo del cuento de “Rashomon” de Akutagawa, cada uno de los cinco libros representará una voz diferente, dándonos perspectivas que se complementan, y quizá se repitan en ciertos momentos, pero que nos permitirán comprender todos los ángulos de una misma historia.

Sobre la narrativa en sí es muy amena y sencilla, simplemente fluye con capítulos muy cortos y se siente por momentos ese estilo cuasi poético característico de los autores japoneses.

La historia que parece unir todo es la de Mariko, donde podemos ver la sumisión y su dolor, y con su relato observar una crítica a la cultura japonesa de la mujer sumisa, a las clases sociales y “raciales” propias de la época, y que, lamentablemente, también en cierta medida forman parte de la actualidad como una sociedad cerrada y tradicional que le ha costado abrir su mente y aceptar los cambios. Así mismo, pasará a mencionarnos algo que es difícil de ver en los autores japoneses ya que es para ellos un tema “vergonzoso”: el trato de los japoneses a los coreanos (que eran considerados como seres inferiores) en la época de la ocupación de Corea. Aquí la autora no se calla absolutamente nada y hace un gran mea culpa tocando cuestiones que normalmente no se hablan, como la pérdida de identidad de los coreanos, los maltratos y abusos que estos sufrían por los japoneses, y las persecuciones dentro de Japón a los mismos. 

Barrio coreano en Japón a mediados del siglo XX

Es un libro rico en documentarnos sobre aspectos históricos que quizás su autora, como una japonesa que se ha ido a vivir al extranjero, puede hacer tomando distancia de sus raíces, pero también logra atraparnos con los dilemas emocionales de los protagonistas. Ideal para los amantes de la novela histórica pero que se permitan leer acerca de la vida misma, con sus romanticismos y dramas familiares que nos mantendrán atrapados hasta el final.


PD: les comento que estoy sorteando este libro para Uruguay en mi Instagram




miércoles, 5 de agosto de 2020

Sed - Novela


Autores: Neal Shusterman y Jarrod Shusterman, 
Géneros: Ficción
Año: 2018
Páginas: 418
Formato leído: Kindle

Cuando pensé en leer este libro estaba buscando una novela distópica, quería incursionar en un futuro lamentablemente cercano en el cual uno se pregunta ¿qué sucedería si todos nos quedamos sin agua potable? Lamentablemente, ese “todos” pasó a ser “una región desértica de EEUU”, y esa novela distópica pasó a ser una ficción de algo que perfectamente podría suceder el día de mañana.

Esta novela la veremos a través de los ojos de dos adolescentes, Alyssa y Kelton, quienes serán nuestros principales narradores, y que a su vez representarán dos caras de los tipos de Estadounidenses que vemos por televisión: Alyssa es una adolescente de suburbio, típica familia nuclear a la que se les suma un tío quien perdió sus cultivos por la gran sequía que asola la región; Kelton por su parte proviene de una familia más compleja, con recursos y con una mentalidad que vemos en documentales: los supervivencialistas. Esta gente son los que siempre están alertas de qué pasaría si se corta el suministro de energía, la comida, el agua, tienen su propio arsenal de armas y medicina, además un bunker escondido para que nadie pueda ir y apropiarse de todo lo que tengan.


Ante la falta de agua al sur de California la población comienza a enloquecer, hacerse con la última gota de agua del supermercado, dirigirse a los suministros entregados por el gobierno y enfrentarse a grandes disturbios en el proceso. El uso de armas por la población será moneda corriente y la gente solidaria serán contados con los dedos de las manos.


Alyssa es una de esas personas, de las que quiere ayudar, pero cada intento suyo tendrá un grito de advertencia de nosotros los lectores porque claramente todo puede salir mal ante gente sedienta. En tanto que Kelton será la voz de la razón en todo esto, que como buen adolescente desea ayudar a la chica que le gusta, su vecina de toda la vida. 

Para serles sinceros, me esperaba una novela distópica y me sentí defraudada al comienzo de esta historia. Tener por protagonista a una ingenua adolescente me desistimuló mucho, lo que hizo que la mitad del libro sintiera que tuviera que remar para atravesar el relato, e incluso estuve a punto de abandonarlo. Pero de cierta manera sentía que esto quería dejar una lección, y me obligué a avanzar, hasta que ya no precisaba obligarme porque me sentía inmersa en la lectura y deseando saber cómo iba a salir Alyssa, Kelton y todos los chicos que se les unen del caos que pasa a vivir la sociedad. 

El libro si nos deja una lección, o varias: ¿Hasta qué punto “desperdiciamos el agua”? o “¿Vale “disfrutar” de ella mientras se puede?, además de sobre mantenernos hidratados y conocer los peligros de beber agua no potable. Pero también cuestionarnos como sociedad, qué tipo de personas queremos y podemos llegar a ser ante una situación extrema que se agrava día a día, hasta dónde se considera aceptable llegar en una crisis, donde la miseria humana se va dejando ver, el egoísmo prima, y “así tenga que asaltar al vecino con el que conviví toda la vida lo voy a hacer”. La idea es terrible, y la gente llega a extremos desagradables.

Considero que es una buena novela. El tema de la falta de agua potable es algo que afecta a muchos países y no le prestamos atención, no nos afecta directamente así que no podemos hacer algo al respecto, sin embargo, si nos sucediera ¿Qué haríamos? ¿Sabríamos ver las señales como la familia de Kelton o nos dejaríamos estar de manera despreocupada como la familia de Alyssa? ¿Intentaríamos ayudar a nuestros pares o los dejaríamos morir porque ellos harían exactamente lo mismo en nuestro lugar? ¿Qué seríamos capaces de hacer por sobrevivir?