martes, 31 de enero de 2017

Keijo!!!!!!!! - Anime


Episodios: 12
Emisión: del 6 de Octubre al 22 de Diciembre del 2016
Estudio: Xebec
Géneros: Ecchi, Shounen, Deportiva

Kaminashi Nozomi es una joven gimnasta muy entusiasta, que al terminar la secundaria ella desea juntar dinero para su familia, y ve la oportunidad en un deporte que mueve un gran público y es bien pago gracias al mundo de las apuestas.


El Keijo es un deporte que es llamado como “Sumo de Traseros”, y básicamente consiste en encontrarse en un cuadrilátero, dentro de una piscina, y donde dos o más chicas se deberán enfrentar en trajes de baño y tirarse del cuadrilátero usando no más que sus pechos y sus colas. Quien sobreviva a la golpiza de las demás jugadoras y quede en pié será la ganadora.


La premisa no era nada llamativa, de echo uno podría indignarse y considerar la propuesta indecente, imposible (ya que golpearse de esa manera sería muy doloroso e insoportable), y más que nada sexista, ya que ponen a las mujeres como objeto de entretenimiento en trajes de baño que perfectamente se pueden salir en medio de la contienda (o que las propias jugadoras se saquen el traje de baño para demostrar una técnica especial). Pero yo decidí no tomármelo así, no poner el grito en el cielo como muchos hicieron, y me lo tomé como lo que era, una serie que es para tomársela con humor.


Toda la idea es cómica, es tremendo como la serie si se toma en serio a sí misma para dejar todo más aún hilarante, ya que propone una academia donde las estudiantes (adultas, tienen más de 18), estudian técnicas, fundamentos como tetología y traserología, y tienen los entrenamientos que son más que estremecedores.




Uno quizás esperara de una serie de este estilo los clásicos cliché ecchi, con escenas sugerentes entre chicas, ropa interior o escenas impúdicas para el consumidor condimentado con muchos gritos de “baka” y “Kya”, y que el combate sea casi que una pelea en el barro como esas que hacen los yankees, pero he visto más ecchi en series que no deberían tenerlo de temática principal y que lamentablemente arruinan todo el concepto.  


Aquí no sucede nada de eso, el ecchi sin sentido no tiene cabida, ya que no cae en los estereotipos ya mencionados, aquí las chicas entran para capacitarse como si fuera un deporte más, se lo toman en serio aunque las técnicas sean de lo más alocadas (a lo Kuroko no basuke, Prince of Tennis o Inazuma Eleven), y aunque las propias técnicas las dejen en paños menores y ropas rasgadas uno queda más impresionado por la violencia y la tensión del combate donde un culazo puede nockear a una contrincante, sin tener la necesidad de mostrar más de lo necesario fuera de la competencia (obviamente estará la escena en el vestidor o algo por el estilo pero no se siente excesivo).   



Incluso está el tema de las fisionomías de las protagonistas, desde chiquitas y menuditas, a normales, pechugonas, rellenitas o muy gorditas, lindas o feas, demostrando una gran diversidad de personajes.  


Además en la parte de animación hay que destacar los guiños a otras series en medio de las técnicas (Shingeki no Kyojin o Fate entre las más conocidas), y el tema de los moretones enseguida del golpe como para reconocer el lugar que fueron heridas, más que nada al comienzo de la serie cuando tenían más presupuesto, porque luego la serie empezó a flaquear (y feo) en la calidad quedando casi que caricaturescas en algunos paneos.


Pero no se piensen que es solamente lo físico y lo agresivo para mencionar, las chicas son realmente simpáticas teniendo tantas mujeres para apreciar más allá de la protagonista (los hombres brillaron por su ausencia en la serie), demostrando una gran camaradería entre las integrantes de la academia con el apoyo de sus docentes, promoviendo la sana competencia donde se aprecia la rivalidad sin caer en el odio enceguecido. Algo que realmente llenaba y resultaba sumamente agradable de ver, ya que nadie estaba cinchando para su lado y era un ambiente de cooperativismo.


Quizás todo lo que comento la haga sonar como la serie más increíble del mundo, pero no es así, ni fue de las mejores series del año, pero si fue una serie de lo más curiosa por la que nadie daba ni un peso y resultó ser de lo más divertida y bastante agradable de ver aunque en medio de un combate se quedaran con los trajes destrozados, y si bien tiene sus momentos absurdos, es una serie que se toma en serio a sí misma; todo esto es lo que nos permitió disfrutar de un ecchi cómico para entretenerse y no quedarnos con una serie berreta con los clásicos estereotipos. Recomendable para todo aquel que le llame la atención y se anime a darle una oportunidad.


¿Donde verla? Crunchyroll - Puya

jueves, 26 de enero de 2017

Fune wo Amu - Anime


Emisión: Del 14 de Octubre al 23 de Diciembre del 2016
Estudio: Zexcs
Géneros: Slice of Life, Drama, Romance

Basado en la novela de Miura Shion, Fune wo Amu o también conocida como “The Great Passage”, es una historia que se desarrolla en el mundo de las editoriales, más específicamente en la extenuante creación de un diccionario.

Los diccionarios es algo que normalmente no nos ponemos a pensar en cómo son creados; tenemos acceso a los libros en general, podemos conocer un poco de su proceso de editorial, pero, lo que realmente es difícil es la creación de un diccionario y más que nada el que nos muestran en la realidad de Japón.


Para comenzar con esta historia se nos presentan dos personajes: Mitsuya Majime, un vendedor de la editorial bastante nervioso y torpe al hablar, ya que le cuesta elegir las palabras correctas para conversar sobre el tema que fuese; y Masashi Nishioka, un vendedor nato que trabaja para el sector diccionarios, descubre la torpe incursión de Majime como vendedor y lo reprende ante su ineptitud, pero mientras que hace esto, se da cuenta de que Majime tiene talento para describir las palabras, y que su lugar dentro de la editorial claramente está dentro del departamento de diccionarios y no en el de ventas, por lo que hace que lo cambien de sector.




Majime es organizado, un trabajador mecánico e incansable, que solo se encontraba fuera de lugar en el departamento de ventas, y así lo demuestra en el pequeño grupo de 5 individuos que está luchando para sacar un diccionario adelante.




Aquí es donde nos veremos inmersos en el título de la serie, en la construcción de un “barco” que nos permita navegar “en el mar de las palabras”, y bajo esa premisa es que nos encontraremos con la ardua labor de 10 años que tendrán por delante los personajes. Quizás la propuesta pueda ser poco alentadora, pero increíblemente dentro de la tranquilidad que transmite la serie los pequeños logros y los grandes errores nos mantendrán en vilo de la construcción de algo que parece casi que ha caído en desuso tras el acceso al internet y los programas de redacción. Sin embargo, en Japón esto no es así, ya que al contrario de lo que se cree ellos se aferran a la tradicionalidad, además de tener un lenguaje sumamente diferente al nuestro.


Es así que el escueto equipo deberá enfrentarse a la selección de palabras, la selección de definiciones que según el contexto los kanji pueden tener diversos significados, la inclusión de nuevas palabras que surgen dentro de la moda o la apropiación del inglés, así como también la exclusión de palabras o definiciones que cayeron en desuso. A todo esto se le suma la revisión constante para ver si una palabra que antes estaba de moda, 8 años después cuando el diccionario se estaba por publicar se dejó de usar o cambió su significado.



El trabajo cae prácticamente sobre Majime, ya que el departamento se viene abajo, y no porque sus pocos trabajadores lo quieran, sino porque deben de luchar contra la editorial que considera que un diccionario es un gasto innecesario, ya que la financiación corre exclusivamente por las editoriales y no tienen un apoyo desde la academia o el estado, y el equipo debe de demostrar a los mandamases su necesidad en la sociedad junto con su potencial de ventas.


Además podremos ver durante todo esto no solo el mundo de la editorial, sino también vistazos a la vida personal de los dos protagonistas que a pesar de las diferencias construyen una importante amistad. Por un lado Majime parece casi un ermitaño que solo gusta de los libros, nos demostrará un poco sobre su vida y su anhelo del amor. Así como Nishioka mostrará su perseverancia hasta las últimas consecuencias tanto en lo laboral como en lo personal, con una personalidad avasallante, al contrario del tranquilo y lento Majime.





La animación es realmente agradable en tonos suaves, a veces un poco carente de detalles, y como curiosidad, cuenta con un segmento algo infantil en medio del episodio en el cual explica detalles de los diccionarios.



La serie en sus 11 capítulos resulta ligera en eventos (recordemos que se trata de un slice of life), pero aún con los eventos más pequeños entretiene, ya sea con la lucha constante para sacar el diccionario adelante desde su comienzo a su final, o por ver la evolución de sus protagonistas como personas. A fin de cuentas fue la serie que pasó desapercibida durante la temporada pasada, pero que vale la pena para quienes disfruten de los slice of life para adultos.


¿Donde verla? En Kashikoi 

martes, 24 de enero de 2017

Soy un Gato - Libro


Natsume Souseki es uno de los escritores más renombrados de la literatura japonesa, al punto de ser “Kokoro” (publicado en 1914, una de sus últimas obras antes de morir) material de lectura en las aulas de estudio en secundaria, o mismo figurar su rostro en los billetes de 1000 yenes.


“Soy un Gato” fue su primera obra y se publicó originalmente en una revista literaria llamada “Hototogisu” entre los años 1905 y 1906, culminando en voluminoso tomo de 656 páginas (en la edición en español).

En su relato se nos transporta a la era Meiji, en los mismos años en los que Natsume escribió los cuentos que se compilarían en este libro; fue una de época de grandes cambios en donde la modernización se iba instalando mediante la occidentalización en un Japón tradicional y acostumbrado a cerrarse a los extranjeros como la isla que es.

El narrador de esta historia es un pequeño gato, quien nace en dicha época y es hurtado del lado de su madre por un humano salvaje para intentar matarlo, pero el pequeño sobrevive a pesar de ser abandonado a su suerte en un descampado, y bajo el frío del invierno busca refugio llegando a una casa donde tras la insistencia es adoptado por el “maestro”.


El maestro Kushami, si bien adopta al pequeño, es un tipejo huraño, que no le gusta sociabilizar, pero que aun así tiene un grupo pintoresco de amistades, y a pesar de su mal genio, convive con sus visitas y su joven familia. Y el maestro, que es llamado así por ser docente de secundaria, muy a lo contrario de lo que se pudiera pensar no es un “viejo” sino que anda pasando los 30.

El gato, que no recibe ningún nombre, comenzará comportándose como un gato, presentándonos a sus vecinos gatunos lo cual servirá de introducción para conocer el vecindario, pero lo que en realidad le interesará es el núcleo familiar y social de su maestro.

Por ello escribe la “monografía” sobre los humanos que consistirá en casi toda la obra, donde comienza comparando su raza con la humana, para luego centrarse en las extrañeces de sus costumbres, divertirse con las trifulcas entre vecinos, y las peripecias que vive Kushami  con sus amistades.

Es aquí cuando en el relato la personalidad gatuna comienza a perderse más allá de un mero observador participante, y comienza a cobrar una humanidad crítica, ya que pareciera que el gato transforma su personalidad y pasa a ser el propio escritor. Esto se debe a que el gato no es un felino cualquiera, es un gato ilustrado que sabe leer, de hecho reconoce numerosos libros clásicos y más actuales; sabe de historia, tanto japonesa, como en general asiática o inclusive europea. Y llega al punto de convertirse en ciertos momentos en un narrador omnisciente que sabe lo que su propio amo está pensando. Además de no perder la oportunidad de poner como amistades del maestro a amistades que en realidad eran de Natsume, e incluso nombrarse a sí mismo como un mal escritor.   


Pero todo esto no quiere decir que el libro sea malo, todo lo contrario; el libro brilla con reflexiones excepcionales, con críticas a una realidad humana que se repite en malas costumbres hasta 100 años después de publicada la obra, además que parecen predecir los años en los que ahora vivimos; la sátira destila momentos sumamente graciosos que nos llevan a la risa, nos mantiene atrapados en los diálogos que estamos escuchando “de primera mano” como si fuéramos el propio gato en el regazo del maestro, y este nos va dando una visión paródica de este pequeño universo vecinal.


Si tiene algunos momentos donde la reflexión se va de mambo y se torna un relato pesado, ya que a Natsume le encanta irse por las ramas y termina hablando de bueyes perdidos. En más de una ocasión comienza en medio de un dialogo, para luego comparar con algo que ocurrió en la Grecia antigua, para finalmente realizar una reflexión filosófica de gran extensión y recién después retornar a lo que importa. Esto se agudiza por la mitad del libro, donde hay unos tres capítulos seguidos que resultan tediosos, pero por suerte retorna la parodia con su humor de situaciones disparatadas y vuelve a remontar el relato a un nivel disfrutable.


Por fortuna la edición de la editorial española Impedimenta es sobresaliente, nos tira continuamente datos a pie de página para poder reconocer todas las referencias que hace Natsume en medio de una especie de bombardeo de información, incluso sobre datos puntuales que sirven de contexto para el relato. Es como tener una Wikipedia a pie de página lo cual resulta de gran ayuda, por no decir la belleza de tapas y sobrecubierta  de papel semi corrugado del propio libro.



Sin dudas es un libro que recomendaría para quienes quieran interiorizarse en la literatura clásica japonesa, pero les advierto que se merece que se le dedique un buen tiempo de lectura porque aunque sea un relato ágil, por el deleite de como escribe el autor, puede tener sus altibajos. Sí me doy cuenta de que no es un libro para todo el mundo, sólo se lo recomendaría para quien esté empapado en lo que es la cultura japonesa, su humor y costumbres de antaño y actuales, ya que si no es el caso difícilmente pueda captar el relato satírico que tiene en sus manos, ni podrá apreciar el estilo, pudiéndole resultar un relato aburrido e incomprensible (claro que esto no es absoluto y pueden haber sus excepciones). Así que si gustas de la literatura japonesa, este clásico es un debe.   

miércoles, 18 de enero de 2017

Artemis Fowl - Libro


Publicado en el 2001 por Eoin Colfer, maestro irlandés retirado y escritor de tiempo completo, inició con este libro lo que fuera su más popular saga.

Artemis Fowl no es el niño común y corriente que tiene un golpe de suerte y desemboca en una gran aventura tornándose un gran héroe. No. Artemis es un niño genio de 12 años, aunque es un antihéroe, proveniente de una familia de mafiosos, de contrabandistas, y de ladrones que han construido un gran imperio. Pero desde que su padre ha desaparecido, su madre ha enloquecido, y él solo quiere recuperar parte del poder perdido.

En las primeras páginas nos intentaremos acomodar a un plan que ya está en marcha por lo que quizás no nos atrape mucho, no obstante, no nos enteraremos de su real objetivo hasta haber avanzado un poco más. Artemis quiere conseguir dinero, pero del modo menos convencional: él quiere asestarle un golpe al mundo de las criaturas mágicas, como buen irlandés pensando en los duendes con sus grandes ollas repletas de oro al final del arcoíris.

Aunque él no se queda con ese pensamiento infantil, cuando arranquemos el libro Artemis ya va a estar en China buscando uno de los tantos libros mágicos que revelan todos los secretos de las criaturas mágicas (entre los que se encuentran duendes, enanos, goblins y elfos), para así finalmente poner en marcha su truculento plan.

Texto del libro mágico
(decora el pie de página de todo el libro)

Tras pasar ese primer capítulo se nos transporta al mundo mágico, que se encuentra por debajo de la tierra (probablemente en el centro del planeta), y se nos introduce a la capitana Canija. Ella es una elfa, primera y única miembro femenino del equipo de seguridad de la unidad de Reconocimiento. Es una elfa muy emprendedora y con ánimos de llevarse el mundo por delante por lo que suele ser reprendida por su superior.   

El mundo mágico está lleno de tecnología avanzada, lo cual me sorprendió de sobremanera, usando energía nuclear lo que pondría con los nervios de punta a cualquiera, y el mundo de estas criaturas mágicas posee una fuerza de seguridad para prevenir no solo los robos internos, sino también que las criaturas mágicas se descontrolen en la superficie o sean vistos por los “fangosos” (que serían los humanos).

Las criaturas mágicas fueron apartadas de este mundo por su culpa, por la avaricia de los humanos. Pero el término de “fangosos” no solo viene por eso, el autor hace muchas críticas a la humanidad, a como se está destruyendo el medio ambiente, y por ello nos apoda de “fangosos” de manera despectiva.

Diseño de tapa actual por Montena 
(sello de Penguin Random House).

Volviendo al tema, Canija y Artemis serán nuestros personajes principales representando dos mundos que chocan y se odian. Artemis que siempre está dos pasos por delante demostrará con arrogancia su ingenio y se apoyará en su empleado de Elite que es Mayordomo, y como su nombre delata, esa es su profesión principal, además de ser su guardaespaldas.

Por un momento me salió la friki de adentro y no pude evitar pensar que el manga de Kuroshitsuji pudiera estar inspirado en este par: Artemis es sumamente serio, maduro y maquinador para su edad, como lo es el conde Ciel en su Inglaterra de la reina Victoria. Y Mayordomo, es sumamente habilidoso y fuerte como para enfrentar cualquier encargo como el mayordomo Sebastian. Aunque Mayordomo es más humano y concienzudo que ese demonio y con más remordimientos que su propio señor Artemis quien intenta sobreponerse a sus emociones y pensar en frio todas las situaciones.

Diseño de Stephanie Campi,
administradora del club.

Llegué a este libro por ser el “libro del mes” del #clubdelectura.uy, y no le tenía mucha fe al principio, más que nada porque de cierta manera pensaba que se me había pasado el momento en la vida para leerlo. Normalmente este tipo de cuentos que se convierten en sagas son historias que atrapan y maravillan en la adolescencia. Pero quizás en una edad adulta no nos resulten tan increíbles como si lo hubiésemos agarrado años atrás.

Sin embargo, me resultó una lectura simpática, agradable y ligera como para distenderse, lo que se dice “una lectura de verano”, ideal para pasar el rato. Se lee en pocos días con solo 288 páginas, si bien al comienzo puede que no llame mucho la atención, más que en sus 3 o 4 mensajes de cuidado del medio ambiente, llegando a las últimas 100 páginas, donde todo el plan de Artemis sale a la luz, se siente que terminamos de subir en la montaña rusa y finalmente bajamos los últimos capítulos a gran velocidad para encontrarnos con un emocionante desenlace.


Esta lectura obviamente no nos va a cambiar la vida, puede ser ideal para un adolescente que se entusiasmará con los maquiavélicos planes de Artemis, pero para los más grandes puede ser una entretenida lectura para salir de cosas más complejas. 

lunes, 16 de enero de 2017

Mejor callar - Libro de Diego Fisher



Año: 2016
Editorial: Sudamericana (Penguin Random House)

Diego Fisher es un escritor uruguayo, y además periodista, guionista, productor teatral y cinematógrafo, autor entre otros libros de “Que tupé” (libro sobre el duelo y muerte de Washington Beltran frente a José Batlle y Ordoñez), “Serás mía o de nadie. La verdadera muerte de Delmira Agustini” (sobre la poetisa uruguaya y su muerte a manos de su esposo).

En el libro “Mejor callar”, Fisher analiza algunos de los temas que más le gustan y que se repiten en otros libros de su autoría: La alta sociedad de principios de 1900 en Uruguay, el tema de las relaciones matrimoniales, la posición de la mujer y la investigación de ciertos “crímenes”.

Justamente, este libro habla sobre la llamada “Tragedia del Prado”, ocurrida en 1905, mientras Montevideo se recuperaba de la Guerra Civil de 1904. El libro recorre, rápidamente, la vida, relación y violenta muerte de Adolfo Latorre y Celia Rodriguez Larreta, marido y mujer pertenecientes a las “altas esferas” políticas y económicas del país, cosa que el autor no deja de recordarnos y se encarga de explicar al principio haciendo una suerte de genealogía que parece recordar a “100 Años de Soledad”.
En la jugosa contratapa Fisher hace algunas preguntas interesantes sobre los roles de Luis Alberto de Herrera y los impactos políticos de un crimen pasional que parece ser “privado” en una sociedad donde los secretos eran moneda corriente, pero también su difusión y las habladurías de la gente de la época.

El libro es una investigación periodística, y analizarlo es complicado sin entrar en ciertos conflictos con mis propios esquemas mentales sobre cómo investigar Historia, aclarando que en ningún momento el autor diga que esto es una investigación histórica.
Para empezar, Fisher muestra si abiertamente de dónde salen sus fuentes: notas periodísticas de la época (finales de 1800 y comienzos del 1900) que van salpicando el libro y agregando un juego donde el narrador cambia de perspectiva y da más realismo a su relato. Junto con eso hay cartas, archivos judiciales y, como deja entrever en sus “agradecimientos”, ciertos comentarios que se mantienen dentro de las familias incluso hasta hoy.

(Un ejemplo del mapa del "lugar del crimen")

Y es que los Latorre, los Rodríguez Larreta, los Arteaga y Herrera son pintados en todo el libro como las familias patricias de antaño, con sus vidas entre villas y paseos, casas grandes y familias con matrimonios entre sus propios grupos. Esto no significa que sean, ni mucho menos, familias perfectas, ya que gran parte del libro busca mostrar justamente esos “lados oscuros” que había en la relación.

El libro es corto, y si bien al principio marea con los nombres familiares, uno rápidamente se va situando con los personajes principales de la historia. Aquí es donde entra el tema de la Historia y la veracidad: aparte del relato de los acontecimientos, hay también una gran cantidad de diálogos y descripciones que uno podría poner en duda si son verdad, aunque en el momento se incrustan naturalmente en el relato.
La obra no está escrita en un formato rígidamente periodístico, y ni que hablar que historiográfico, sino que la mayor parte sumerge al lector en una novela muy al estilo del ‘900 Montevideano y esa “belle époque” rioplatense. Capáz que esto también me chocó, ya que esperaba un poco más de cierta, no sé, rigurosidad o ciertas explicaciones que el autor da por hecho que el lector conoce (como buena parte del contexto político de la época y la lucha de partidos).

Personalmente, me entretuvo, pero me queda con gusto a poco. Tiene su atractivo en el relato y el crimen, en el drama de la pareja de Adolfo y Celia, pero hay ideas más explotables, preguntas más interesantes, que se pierden en el momento de contar. Al final, uno siente vio retazos pero que no necesariamente encontró todas las explicaciones, y que había más jugo histórico para sacar de esta investigación que es casi una novela histórica.
Para los que disfruten con lo que llamo el “chusmerío histórico” y las reconstrucciones de época, además de querer dar un vistazo al Montevideo de principios de siglo pasado y como se vivieron algunos de los principales sacudones políticos y sociales, este es un libro recomendable.

Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar,  y pueden encontrar más información de este libro en la página web de "Me gusta leer"


miércoles, 11 de enero de 2017

Mahou Shoujo Ikusei Keikaku - Anime


Episodios: 12
Emisión: Del 2 de Octubre al 18 de Diciembre del 2016.
Estudio: Lerche
Géneros: Acción, Sobrenatural, Thriller, Fantasía.

Basada en una novela ligera de Endou Asari y Maruino, nos presentan una realidad donde un juego de RPG para celulares de chicas mágicas es la popular novedad,  de esta aplicación se dice que 1 en 10.000 usuarios tiene el potencial de ser una verdadera Mahou Shoujo.



Koyuki Himekawa es una adolescente que adora las chicas mágicas, por lo que no duda en ingresar al juego. No pasa mucho tiempo cuando la mascota del sitio, Fav, la selecciona para ser una verdadera Mahou Shoujo. Ella está encantada, tiene un traje especial junto con el nombre de “Snow White”, sus habilidades físicas se han visto aumentadas, y realiza buenas acciones, esparciéndose el rumor de una chica blanca que ayuda a la gente, al tiempo que comienza a relacionarse con el resto de las mahou shoujo de la zona.




Pero cuando el número de Mahou Shoujo se ve aumentado a 16 Fav regresa para anunciarles que el poder mágico escasea, por lo que la “administración” decidió que deberán eliminar a la mitad, compitiendo por puntos y quienes tengas menos “candies” serán retiradas del juego.


La competencia comienza de manera amistosa, pero luego comenzará a ponerse más grave, al darse cuenta de que al desaparecer el usuario en el juego, el jugador fallecerá en la realidad.




Los diseños de los personajes puede molestar a algunos al comienzo de la serie, por unos ser algo cabezones y muy lolis. Pero la variedad de personalidades es llamativa, desde las más justicieras y comunes a las más violentas y psicópatas, gente que con cada episodio se tuerce cada vez un poco más. Todos los personajes son presentados y mostrados sus verdaderas identidades, encontrándonos desde niñas a mujeres mayores, detalle que me sorprendió, que no fueran todas adolescentes, rompiendo con el esquema del tipo de serie.



Un estilo oscuro que resucitó dentro del género desde el éxito de Madoka Magika, con una violencia y planes macabros que atraviesan la mente humana cuando es empujada al límite. Pero a pesar de la comparación aquí no tendremos creaturas mágicas, aquí la sangre será derramada entre humanos, con poderes sobrenaturales pero con un toque distinto, aunque si, tendremos una mascota que tirará de los cables como Kyubey hiciera con Madoka.



La serie para mi gusto estuvo bastante bien, era de las que más esperaba los sábados, y me mantuvo atrapada hasta el final, un final que estuvo correcto, pero que dejó con un gusto a poco, ya que uno se daba cuenta de que muchas preguntas no fueron contestadas acerca de lo que era este “proyecto de crianza de chicas mágicas” como reza el título en japonés. Sin embargo, no dejó de ser un show entretenido, que quienes quieran alimentar su morbo de un juego de supervivencia a lo Battle Royale con chicas mágicas apreciarán. 

   
¿Dónde verla? Crunchyroll - Puya