viernes, 24 de noviembre de 2017

Una corte de rosas y espinas - Libro


Autora: Sarah J. Maas
Año:  2015
Páginas: 465
Sello editorial: Planeta

Quizás varios de ustedes hayan visto estos libros en la vuelta, muchas bloggers los comentan e incluso se pusieron en marcha unas cuantas lecturas conjuntas desde que se supo del lanzamiento del tercer libro en español, el que culmina la trilogía.

Yo no los había leído, pero la lectura conjunta de Sofi y Day #LCACOTARSAGA fue un gran motivador ya que, de todos modos, las ganas estaban desde que había comenzado a leer la otra saga de la autora: Trono de Cristal.


En “Una Corte de Rosas y Espinas” la historia nos transporta a un mundo antiguo y ficticio, se cuenta que hace siglos transcurrió una interminable guerra entre “los inmortales” y los humanos. Los inmortales usaban a los humanos como esclavos, como los simples seres sin fuerza ni magia que eran, pero la rebelión llegó; los humanos se rebelaron contra sus amos, y por medio de alianzas lograron crear un mundo dividido por un muro invisible, dejando por un lado a los humanos con sus tierras destruidas por la guerra, y a los inmortales con sus tierras de ensueño gracias a la magia.

Feyre es una simple humana que en medio del invierno está pasando hambre; su familia cayó en la pobreza tras una serie de deudas y ahora depende de ella  para que cace y traiga consigo  un conejo o algo que sirva para alimentarlos. Sin embargo, en medio de la cacería mata a algo que no debería matar, provocando que una bestia inmortal aparezca en su casa y le proponga morir o ir consigo al mundo de los inmortales.

Fuente

Pero, qué propuesta interesante, ¿no? Quizás algunos hayan leído por ahí que la historia es algo así como un fanfic de La Bella y la Bestia. Bueno, resulta que cuando uno lo lee encuentra muchos puntos que se podrían decir que está inspirado en ese famoso cuento: tenemos a Feyre, una bella adolescente que pese a su analfabetismo es perspicaz y demuestra su inteligencia sabiendo cómo usar cada situación en su favor, además que es una apasionada de la pintura.  La “Bestia”, es quien se la lleva al mundo de los inmortales, Tamlin, un lord de este otro mundo, que si bien intimida al comienzo por su forma tosca de ser, se hace querer con pequeños detalles.  

Fuente
El juego entre ambos es quizás lo más cautivador de la prosa de Maas, que si bien no será la mejor escritora del mundo, sabe traer lo que el lector quiere: oh si ¡fanservice!, algo con lo que sabe enganchar en una especie de jugueteo entre los protagonistas de esta historia.

Peeero, nada es feliz, y por algo es una trilogía: en el mundo de los inmortales, así como en el cuento de “La Bella y la Bestia”, hay una maldición, y todo este tomo se va a desarrollar en torno a eso.

De la trama puedo decir que probablemente no sea lo más elaborado en la tierra, incluso tiene muchos puntos en común con la otra saga, usa algunos de los mismos recursos y los rehace para que aquí mechen en la historia. No obstante, esto no quiere decir que no sea una lectura atractiva, ya que cumplió con su cometido básico de atrapar al lector y entretenerlo.

Algo que me gusta rescatar de esta autora son las protagonistas fuertes y determinadas que crea para sus sagas apartándose de las clásicas damiselas en apuro; Incluso esta protagonista me gustó más que la de “Trono de Cristal”, porque no alardeaba de sus habilidades y su belleza, sino que se mostró más bien sencilla y humilde, logrando conquistarme más.

Las opiniones sobre este libro son diversas: están quienes no les ha gustado para nada este libro, y están incluso quienes les gustó poco y continuaron leyendo para terminar fangirleando con el resto de la saga. Yo no terminé la saga pero ya quiero poner mis manos en el segundo tomo (y ya estoy en modo fangirl con este primer tomo); quizás esto se debió a que fui con muy bajas expectativas, me aburrió un poco el primer capítulo, pero después la historia solo fue en ascenso, terminé chillando con el romanticismo y el erotismo bien llevado en gran parte de la historia por la autora (en el final me pareció innecesario), adoré a sus protagonistas, y es una lectura ideal para descansar a nuestros cerebros de lecturas más complejas. Sin dudas lo recomiendo para aquellos que gusten de los romances inspirados en los cuentos de antaño, pero por las dudas vayan con bajas expectativas así les pasa como a mí, y terminan disfrutando más de lo esperado (y si ya conocen el estilo de la autora y saben que les gusta, entren tranquilos a este baile).