lunes, 16 de enero de 2017

Mejor callar - Libro de Diego Fisher



Año: 2016
Editorial: Sudamericana (Penguin Random House)

Diego Fisher es un escritor uruguayo, y además periodista, guionista, productor teatral y cinematógrafo, autor entre otros libros de “Que tupé” (libro sobre el duelo y muerte de Washington Beltran frente a José Batlle y Ordoñez), “Serás mía o de nadie. La verdadera muerte de Delmira Agustini” (sobre la poetisa uruguaya y su muerte a manos de su esposo).

En el libro “Mejor callar”, Fisher analiza algunos de los temas que más le gustan y que se repiten en otros libros de su autoría: La alta sociedad de principios de 1900 en Uruguay, el tema de las relaciones matrimoniales, la posición de la mujer y la investigación de ciertos “crímenes”.

Justamente, este libro habla sobre la llamada “Tragedia del Prado”, ocurrida en 1905, mientras Montevideo se recuperaba de la Guerra Civil de 1904. El libro recorre, rápidamente, la vida, relación y violenta muerte de Adolfo Latorre y Celia Rodriguez Larreta, marido y mujer pertenecientes a las “altas esferas” políticas y económicas del país, cosa que el autor no deja de recordarnos y se encarga de explicar al principio haciendo una suerte de genealogía que parece recordar a “100 Años de Soledad”.
En la jugosa contratapa Fisher hace algunas preguntas interesantes sobre los roles de Luis Alberto de Herrera y los impactos políticos de un crimen pasional que parece ser “privado” en una sociedad donde los secretos eran moneda corriente, pero también su difusión y las habladurías de la gente de la época.

El libro es una investigación periodística, y analizarlo es complicado sin entrar en ciertos conflictos con mis propios esquemas mentales sobre cómo investigar Historia, aclarando que en ningún momento el autor diga que esto es una investigación histórica.
Para empezar, Fisher muestra si abiertamente de dónde salen sus fuentes: notas periodísticas de la época (finales de 1800 y comienzos del 1900) que van salpicando el libro y agregando un juego donde el narrador cambia de perspectiva y da más realismo a su relato. Junto con eso hay cartas, archivos judiciales y, como deja entrever en sus “agradecimientos”, ciertos comentarios que se mantienen dentro de las familias incluso hasta hoy.

(Un ejemplo del mapa del "lugar del crimen")

Y es que los Latorre, los Rodríguez Larreta, los Arteaga y Herrera son pintados en todo el libro como las familias patricias de antaño, con sus vidas entre villas y paseos, casas grandes y familias con matrimonios entre sus propios grupos. Esto no significa que sean, ni mucho menos, familias perfectas, ya que gran parte del libro busca mostrar justamente esos “lados oscuros” que había en la relación.

El libro es corto, y si bien al principio marea con los nombres familiares, uno rápidamente se va situando con los personajes principales de la historia. Aquí es donde entra el tema de la Historia y la veracidad: aparte del relato de los acontecimientos, hay también una gran cantidad de diálogos y descripciones que uno podría poner en duda si son verdad, aunque en el momento se incrustan naturalmente en el relato.
La obra no está escrita en un formato rígidamente periodístico, y ni que hablar que historiográfico, sino que la mayor parte sumerge al lector en una novela muy al estilo del ‘900 Montevideano y esa “belle époque” rioplatense. Capáz que esto también me chocó, ya que esperaba un poco más de cierta, no sé, rigurosidad o ciertas explicaciones que el autor da por hecho que el lector conoce (como buena parte del contexto político de la época y la lucha de partidos).

Personalmente, me entretuvo, pero me queda con gusto a poco. Tiene su atractivo en el relato y el crimen, en el drama de la pareja de Adolfo y Celia, pero hay ideas más explotables, preguntas más interesantes, que se pierden en el momento de contar. Al final, uno siente vio retazos pero que no necesariamente encontró todas las explicaciones, y que había más jugo histórico para sacar de esta investigación que es casi una novela histórica.
Para los que disfruten con lo que llamo el “chusmerío histórico” y las reconstrucciones de época, además de querer dar un vistazo al Montevideo de principios de siglo pasado y como se vivieron algunos de los principales sacudones políticos y sociales, este es un libro recomendable.

Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar,  y pueden encontrar más información de este libro en la página web de "Me gusta leer"