domingo, 5 de agosto de 2012

One Piece - Manga




No iba a contar de que trata ya que creo que todos saben, pero hago una breve referencia al argumento de esta obra de Eiichiro Oda: va de un mundo alternativo, donde nos situamos en la era pirata, y que todos buscan el tesoro “One Piece” del difunto Gold D. Roger, el cual se encuentra en la zona del Grand Line.

Como es una serie shounen de acción, pensé que iba a ser mucho más ligero si tenía exclusivamente acción pero no, en realidad contiene mucho diálogo, así que no es que sea todo pelea lo cual me sorprendió. Los personajes son muy carismáticos, en mi caso solo el pobre de Usopp no me agrada del todo, y la historia resulta ser sumamente entretenida, y el que no se enganche mucho al comienzo seguro que lo hará cuando cruce la Grand Line con sus islas locas donde se encontraran con arcos más extensos que incluso pueden llegar a conmover en alguna parte al lector.


El comienzo lo había visto en las viejas emisiones nocturnas de anime en el CN, con su importante censura, incluso llegue a darme cuenta que habían quitado cosas completas como el episodio de la ballena cuando entran al Grand Line, o la isla con los dos gigantes que luchaban todos los días (claro se considera violencia... mientras se olvidan de las cosas que en realidad busca transmitir esa parte).



Vuelvo al principio (me voy por las ramas), que sería para mostrar cómo se van integrando los primeros personajes que irían conformando la tripulación del sombrero de paja según las necesidades de la embarcación (un navegante, un cocinero...). Es media extensa en las partes de Sanji y Nami y más corta la de Usopp pero no deja de ser importante para conocer los personajes, sus pasados, para así vincularse de una mejor manera con ellos.


Más tarde en la Saga de Drum tenemos la aparición del por muchos “tierno” Chopper que no deja de ser adorable y cómico como médico. Lentamente nos metemos en una de las sagas más largas y atrapantes la Saga Alabastra, con la princesa Vivi, fue el primer arco que me hizo lagrimear con su pasado pero a pesar de ser larga me resulto sumamente entretenida, y creo que ahí fue donde me metí más con el manga de One Piece...

No continúo nombrando arcos ya que terminaría contando todo el manga pero realmente van a ir notando con su desarrollo como va a ir evolucionando. La historia, con personajes que crecen y se vuelven más experimentados, como todo eso se va haciendo mejor, entretenido, lleno de adrenalina pasando por situaciones que logran conmover al lector, e inclusive posee momentos más oscuros y dramáticos que uno no esperaría. 



Lo que sí menciono es las mini historias que muestran en la portada de cada capítulo, que lo considero como un genial recurso, ya sea que aparezca o no en el futuro el personaje, pero siempre nos queda ese “¿qué estará haciendo?” o “¿quién es él? ¿es un personaje que se viene?”.


Mucha gente subestima a One Piece, dice que los diseños son feos, que es un shounen más, pero consideren que es una historia que no tiene relleno prácticamente, solamente tuvo un pequeño arco que llevo alrededor de dos tomos los cuales consistieron en un juego, piensen que 2 tomos de casi 70 que van en emisión... todo lo demás es una congruente historia, que más tarde o más temprano los cabos sueltos o historias que parecían carecer de relación con algo o mismo, que serían olvidadas, vuelven a presentarse tomos después y cerrarse. Los diseños de personajes normalmente siempre son juzgados por el diseño de Luffy o Usopp no se toman en cuenta la gran cantidad de personajes que hay, y ni que hablar de la calidad de los fondos, o en las portadas a color de algunos capítulos.


 Muy buen manga, y a final de cuentas, si se lee ligerito, porque atrapa al lector, recomendado para todos aquellos que busquen un buen shounen de acción pero con una buena historia que se pone cada vez mejor a medida que avanza.