viernes, 22 de diciembre de 2017

Ballroom e Youkoso – Anime



Episodios: 24
Emisión: Del 9 de Julio al 17 de Diciembre del 2017
Estudio: Production I.G
Géneros: Comedia, Deporte, Drama, Romance, Shounen

Basado en el manga en emisión de Tomo Takeuchi, se nos lleva a una adaptación que tuvo una gran expectativa tras su anuncio, gracias sobre todo un fandom que quería ver algo diferente; y, ¿qué mejor que el baile de salón competitivo?

La serie comienza al mejor estilo de “Hajime no Ippo”: Tatara Fujita es un chico sin ambiciones y bastante tímido que un día decide seguir a una compañera de clase, porque le parece que actúa de una manera un tanto llamativa, e ingresa a un estudio de baile. Mientras investiga esto aparecen unos abusivos que lo intimidan, y quien le salva el pellejo es un motociclista que justo para por allí. Este motociclista es Sengoku Kaname, y resulta ser el dueño del estudio de baile, que tras defenderlo lo invitará a tomar una lección que le cambiaría la vida.



El baile de salón competitivo le entra por los ojos a Tatara: las posturas, la química entre las parejas de baile, la majestuosidad de los movimientos lo llenan de admiración. Es así que se propone la meta de llegar a ser un gran bailarín como lo es Sengoku; pero Tatara no sabe al hacer esta declaración que Sengoku no es sólo un “buen” bailarín, sino que es uno de los mejores a nivel internacional.


Con esta ambiciosa meta en frente es que veremos crecer a Tatara en cada episodio, poniéndose por delante metas que paso a paso lo harán ir mejorando en los pasos básicos e ir comprendiendo a su pareja de baile.



Justamente veremos una gran gama de personajes que se irán presentando frente a nuestro protagonista, algunos dentro del estudio y otros que aparecerán en las competencias, pero ambos grupos cumplirán dos roles frente a Tatara: el de compañeros que lo aconsejarán para ir aprendiendo, como el de rivales que lo incentivarán a ser mejor y estar a su altura.

La pareja estrella: Hyoudou y Shizuku

Algunos marcarán más a Tatara que otros, siendo así que el genio de Hyoudou siempre será alguien cuya palabra y acciones serán como palabra santa para él, y obviamente aquellas que pasen a ser sus parejas de baile tendrán distintas personalidades y le mostrarán distintas perspectivas tanto de trabajo en equipo y de cómo liderar en la danza.

Tatara junto a Mako, una de sus parejas.

Ahora quiero ahondar en otro tema que va tanto en animación a como fue llevada la trama:

Por una parte la animación como verán es de Production I.G. sinónimo de calidad cuando uno piensa en este estudio que animó series como Psycho-Pass o Haikyuu (ya que hablamos de deportes), entre muchas otras.

El detalle de pestañas y cejas del gran favorito, Hyoudou

¿Cómo es el caso de esta serie? Lamentablemente no se muestra constante, cosa que me sorprendió pensando en este estudio. En la mayoría de los episodios nos encontramos con una hermosa animación, así se ve en muchos episodios donde el diseño de personajes es sumamente cuidado (los cuellos largos cúlpenselos a la mangaka y al que hizo los diseños de personajes para el anime, que venía de Haikyuu y lo traumó ¿? Ok no, pero se ve que los bailarines tienen un poquito largo sus cuellos xD), en las posturas, los pasos de baile, los vestidos, los cuadros por movimiento, todo es muy lindo y bien trabajado…



Pero no siempre.

En algunos episodios se notó la baja de calidad, ya fuera en personajes que se deslineaban en el movimiento (y no apropósito, sino más bien yendo a lo caricaturesco), repitiendo cuadros (que es lo normal, lo sé, pero a veces era “¿con qué necesidad repetir 5 veces la misma escena?”),  o algún aspecto más técnico como el de no pasar la música que estaban bailando y poner otra random.

¿Pero que le pasó a Sengoku en la boca? D:

Después algo que puntualmente me molestó a mí, y puede que no a todos, pero es esa mala costumbre de los shounen de competencias de meter recuerdos a mansalva en medio de la competencia; a mí es algo que me desgasta horrores al punto de gritarle a la pantalla: “¡déjame ver el baile, no quiero ver todo lo que vivió fulano o sultana!”.

En general me pareció una serie muy bien llevada, creo que más de uno corrimos a ver los videos de las finales de bailes para ver si las posturas eran así, y cuando encontrábamos que sí lo eran nos gratificaba más ver el trabajo de animación en sus puntos más altos.


Sobre la trama creo que fue constante con el crecimiento de Tatara, notándose claramente los cambios entre el primer y último episodio, en el cual la confianza y sus habilidades florecen. Me sorprendió gratamente el final de la serie, de hecho me dejó muy feliz, más pensando en que la historia del manga original fue superada por el anime y tuvieron que inventar el final, que culminó con una importante competencia pero deja la esperanza de ver más en un futuro.


Considero que es una serie muy recomendable para aquellos que quieran ver algo diferente, que les guste el baile o las competencias, que quieran ver una historia de crecimiento personal muy bien llevada, y agárrense a sus asientos porque probablemente los deje con tremendas ganas de salir corriendo a encontrar un estudio de baile y comenzar a practicar.



¿Quién la tradujo al español? Amazon
Yo terminé viéndola en inglés de impaciente…