lunes, 5 de diciembre de 2016

Los rostros de Victoria Bergman – Libros


Los rostros de Victoria Bergman es una trilogía policial creada por el dúo sueco Erik Axl Sund, publicada entre los años 2010 y 2012.

En unos primeros capítulos nos irán presentando pantallazos de distintos personajes, lo que nos permitirá ir construyendo poco a poco sus personalidades y los sucesos que los rodean.

Por un lado tenemos a una mujer rubia, que por lo visto es muy cautivadora, y se nos ubica en su apartamento en el cual, construye una habitación a prueba de sonido, camuflada en el interior de su hogar. Más tarde, esa misma mujer se lleva a un niño emigrante de un tren, el cual se ha escapado de China; si bien por el idioma no se comprenden, logran hacerlo a través de gestos y señales. 

Por otro lado surge la historia de Jeanette Kihlberg: ella es una jefa de policía que carga con el estigma de ser mujer en un mundo de hombres, lucha contra la discriminación de sus propios compañeros y superiores, en tanto que mantiene su hogar con un marido artista que no tiene ingresos y un hijo preadolescente que casi no ve por sus extensos horarios.

A esto se le suma uno de los mayores casos que tendrá que tomar en su vida, un caso donde niños emigrantes son secuestrados y aparecen embalsamados, niños a los que el sistema no le importa, y solo se necesita un chivo expiatorio para poder cerrarlo sin causar mucha conmoción en la sociedad. Jeanette sabe que el apoyo es poco, pero se obsesionará en encontrar un cierre para estos terribles casos de asesinato de niños sin nombre ni familia.

Por medio de estos casos Jeanette conocerá a la psicoterapeuta Sofía Zetterlund, otra mujer que carga con su vida, con una relación amorosa que poco la satisface, y aunque gana bastante bien, no está conforme con su trabajo. En tanto que va rememorando traumas de su incursión por Sierra Leona, y se encuentra atrapada en el caso de una paciente que la adormece cuando habla con su monótona voz, una tal Victoria Bergman.

Con estos personajes trabajaremos de aquí en adelante, adentrándonos lentamente en sus vidas, conociendo sobre sus problemas y sus necesidades,  y juntando las piezas de un puzzle que quizás en el comienzo del libro no nos llamará mucho la atención, pero nos irá comprando, y cuando queramos darnos cuenta estaremos pasando las últimas 100 páginas del primer libro ya con nuestras primeras conjeturas del caso.

Un caso que termina en el primer libro con un brutal cliffhanger que nos obligará a precipitarnos a tomar urgentemente el segundo tomo de la colección, encontrándonos con un caso que solo va empeorando para Jeanette, y lo que da el nombre al título: “Los Rostros de Victoria Bergman”, termina de tomar forma. No les comento del tercero porque prefiero que saquen sus propias conclusiones del final.

Tomo 2 de la serie

Me gustó encontrarme con tantas protagonistas femeninas, con una gran construcción de personajes fuertes y decididos, que se cuestionan la vida ante una primera instancia de sumisión de la mujer ante “sus hombres” en medio de una angustiante sociedad machista. Esto fue algo que cuando iba por la mitad del primer tomo se me hacía insufrible, no importaba que ellas llegaran de un día desafortunado, y que vinieran con un humor de perros, ellas igualmente debían satisfacer a sus maridos. Jeanette además tenía que continuamente que enfrentarse a superiores que la desmerecían solo por ser mujer, y no se la respetara por sus grandes capacidades como investigadora, algo con lo que luchará en casi toda la obra, dejando una firme crítica de los autores a estas situaciones de abuso. Lo termino tomando como algo positivo del libro aunque me molestara mucho al comienzo, porque tras los tres tomos siento que llegamos a ver un importante crecimiento de personajes rompiendo con este paradigma de machismo.  

Los giros que se realizan en toda la obra son fascinantes, es genial como vas construyendo una teoría y con cada giro los autores te dicen “no, eso no es, porque mira esto”, y te tiran la teoría a la basura mientras que tú te quedas expectante de lo que va a suceder a continuación. Los casos son absorbentes, tanto el de Jeanette como el de Sofía, llegando a compenetrarte con las protagonistas y sentir empatía por ellas y sus vivencias.

Tomo 3 de la serie

Es una obra que me sorprendió, que no habría elegido por mis propios medios, ya que nunca fui de leer policiales más que alguna cosa perdida como Sherlock Holmes, pero estos libros los ganamos con mi pareja en el #Clubdelectura.uy con los sorteos que se hacen de Penguin Random House, me fascinaron, y me hicieron dar mis primeros pasos en el gran mundo de los policiales suecos.

Sinceramente lo recomiendo, quizás les cueste entrarle en el primer tomo, como un libro que es introductorio hasta casi que pasando por la mitad, pero realmente luego se pone bueno, con cada giro, con sus brutales cliffhangers del final del primer y del segundo tomo, con una adrenalina que se despierta dentro de nosotros cuando la narración cobra velocidad y necesitamos ver qué va a pasarle a X personaje.   


Por más información de esta trilogía visita "Me gusta Leer"