viernes, 23 de agosto de 2013

Akira manga y anime


El 20 de diciembre de 1980 surgía este manga de manos de Katsuhiro Otomo en la Young Magazine, un clásico de la ciencia ficción que se recopiló en 6 tomos y nos transporta a un mundo de la post-guerra (más específicamente tras la tercera guerra mundial).

Es el año 2038 y Tokio ha sido reconstruida dando lugar a Neo-Tokio, pero aun conservando los rastros de la destrucción de una gran bomba, probablemente se tratase de una bomba nuclear.


La sociedad se encuentra en un estado de crisis y pérdida de los valores morales, con los jóvenes sumidos en las pandillas de motocicletas, la droga y el alcohol; entre ellos, los protagonistas de la historia. Kaneda es un chico popular, el cual tiene la mejor motocicleta y dirige su banda, en un “paseo” por la ciudad llegan a la zona 0 de la bomba, donde el camino se encuentra cortado y deberían dar vuelta atrás, pero uno de sus muchachos, Tetsuo, ve a un niño de extraño aspecto que se encuentra en medio de su camino y para evadirlo hace una peligrosa maniobra que deriva en un siniestro.


En medio de los nervios de los jóvenes, los militares se hacen presentes informándoles de que se encuentran en una zona prohibida y notifican a la policía, en tanto que del extraño niño, no hay rastro. De ahí en más Tetsuo, el joven afectado por el siniestro, es llevado a un hospital, aunque el resto del grupo no es informado de a donde fue llevado. Kaneda que considera a Tetsuo como un amigo y uno de sus mejores motociclistas, no puede tolerarlo y decide ir en su búsqueda.


El niño que se habían encontrado resultaba ser un niño con aspecto de anciano, fugándose de los militares gracias a la ayuda de la resistencia, y con unos misteriosos poderes telekineticos. En tanto que los militares buscan a más no poder a este niño, Kaneda se encuentra de casualidad con él, y ve como se desvanece ante sus ojos, en tanto una joven miembro de la resistencia le advierte sobre sus poderes. La locura se plantea, y Kaneda termina en medio de un conflicto de tamañas proporciones que nunca se habría imaginado, tornando su mundo de cabeza.


Conflictos políticos y militares, sumados a los movimientos revolucionarios y sectas religiosas. El manga de Akira se trata de la búsqueda del poder, pero ¿qué poder? El poder generado por un experimento científico que comenzara hace más de 30 años, antes de la 3era Guerra Mundial, tras la experimentación con varios niños, se pudo llegar al aumento de los poderes psíquicos, telekineticos, entre otros, pero no todos los niños que afrontaron la experimentación sobrevivieron, incluso algunos de ellos quedaron con secuelas en sus cuerpos débiles, pero uno de ellos se destacó dentro de todos con grandes poderes y sin secuelas. Akira es un niño que no debe ser despertado, tras haber sido puesto a dormir criogénicamente hace 30 años, aún así, todas estas facciones querrán hacerse con él, para modificar el mundo, a su gusto.


El manga irá planteándonos aspectos de cada facción y sus necesidades, teniendo un importante quiebre en el 3er tomo y modificando todo lo que habíamos leído hasta ese momento, hasta llegar a un cierre que demostrará la rebeldía de Kaneda hasta el final.



Por otro lado tenemos la adaptación del manga al anime en una película que estrenó en 1988, dirigida por su mismo mangaka en el estudio Tokyo Movie Shinsha


Un deleite de la animación para su época, la película intenta adaptar la esencia general del manga, pero con el enfoque sobre la primera parte (los tres primeros tomos) y tomando conceptos importantes y determinadas escenas de los 6 tomos para poder componer el argumento en unas dos horas de película, tarea nada fácil.


En definitiva, el manga y el anime no son iguales aunque compartan conceptos, en la película no tendrán la profundidad de la historia que tiene el manga, ni su desarrollo de personajes será igual o se aproximará al del manga, y lo mismo sucederá con los conflictos mencionados previamente. Se podría decir que en comparación la película es muy superficial, priorizando la acción (que también la hay en el manga), aún así también es un clásico como su manga originario, y es bastante entretenida para quien la quiera ver.


Ambos pueden considerarlos como muy recomendados, más que nada el manga, aunque les recomiendo tomárselo con paciencia porque les requerirá de mucho tiempo de lectura. También les comento que pueden encontrarlo en formato a color, a diferencia de los mangas normales, aunque la versión que yo leí fue en blanco y negro, pero ya sea a color o en blanco y negro el arte visual es muy bueno. Concluyendo: un manga con una tremenda historia y una película de gran calidad audio-visual que hay que ver en algún momento.


Screenshots de mangareader