jueves, 26 de julio de 2012

Sakamichi no Apollon - Anime




Capítulos: 12
Géneros: Josei, Slice of life, drama, romance.
Productoras: Dentsu, Fuji TV, Tezuka Productions, Toho Company, DAX Production, Sentai FilmworksL, MAPPA, Sony Music Entertainment
Bloque: Noitamina
Emisión: del 7 de Abril al 24 de Junio del 2012

Argumento inspirado en wikipedia y M.A.L.:
Nos encontramos en el verano de 1966, Kaoru Nishimi es trasladado de Yokosuka a Kyushu por una situación familiar que lo lleva a vivir con unos tíos. Hasta ahí el era de los mejores estudiantes y enfocado exclusivamente en sí mismo, pero tras conocer a Sentaro Kawabuchi comenzará a cambiar. Sentaro es considerado un vándalo por las personas de su escuela, pero es un chico de buen corazón interesado en el Jazz, y con esto logrará interesar a Kaoru encontrando por primera vez alguien a quien llamar “amigo”.



De mis favoritas de temporada, un josei bajo la dirección de Shinichiro Watanabe  (Cowboy Bebop, Samurai Champloo, etc.) que lo tuvo todo, y con una velocidad en la historia que normalmente no se vería en otras series. Quisieron contar muchas cosas, y les dio para contárnoslas todas sin terminar con la sensación de que estaba faltando algo. 

Los personajes son  geniales, unos más que otros pero todos ellos se complementaban de una u otra manera. Sentaro el chico con pasado difícil considerado un “vándalo”; Kaoru el chico trasladado, rico, y con una dificultad de relacionamiento; y Ritsuko, una chica sumamente responsable, quien cuida de Sentaro desde la infancia cuyo padre posee una tienda de discos.


Estos serán nuestros tres personajes principales, tendremos unos secundarios también con su determinada importancia en puntuales capítulos que moverán el piso a los otros, pero temo que si cuento de los otros dos termine emitiendo muchos spoilers. Aunque la historia en sí, va en temas de amor y desamores, terminando con pentagramas amorosos, plus los problemas internos de cada personaje.

El arte de esta serie es simplemente sublime de lo bien cuidado, así como también la adaptación de eventos históricos acorde con los años finales de los ‘60 japoneses.



Evidentemente lo que está faltando mencionar acá es el Jazz, de mano de la genial Yokko Kanno (conocida por la banda sonora de Cowboy Bebop, entre otras muchas obras), Sentaro en batería, Kaoru en piano... y el papá de Ri-chan así como Junichi en contrabajo y trompeta respectivamente, nos harán delirar con muchos temas, ni que hablar que los mismos temas de fondo así como el propio OP resultarán deliciosos o muy buen toque adicional a determinadas escenas.


Simplemente una Gran serie, muy recomendada para los que gusten del josei acompañados con excelente música, 12 episodios que te dejarán con ganas de más, una lástima que tuviera que terminar.