lunes, 28 de mayo de 2018

Reina de Sombras (Trono de Cristal 4) - Libro



Autora: Sarah J. Maas
Año: 2015
Páginas: 707
Sello editorial: Alfaguara (Penguin Random House)

¡Atención! Si bien todas mis reseñas son SIN SPOILERS esta reseña es sobre el cuarto tomo de la saga por lo que puede haber algún spoiler menor, les dejo los links a las anteriores partes, y a la precuela:

Fuente

Celaena ha regresado a las tierras donde se hizo de fama como la gran asesina de Adarlan, pero ella ya no carga con ese nombre que le diera otro: tras los eventos en Heredera de Fuego aprendió a aceptarse a sí misma y conocer de lo que es capaz de conseguir. Con nuevos aliados y una misión en mente, ya no es esa chiquilla engreída a la que, aunque fuera algo fuerte (lo que la hizo popular entre los bajos mundos), podían engañar.

Ahora la llamamos “Aelin”, un nombre que tiene una gran carga, y con sólo 19 años esta mujer tiene mucha experiencia y una gran motivación para cambiar al mundo que conoce. Es increíble pensar que sólo tenga 19 años, que haya pasado tan poco tiempo entre todos los tomos, incluyendo la precuela, pero se ve como Aelin ha crecido, ha aprendido, y ahora la vemos poderosa, sabiendo cómo medir a sus rivales y enfrentándolos con grandeza, no con altanería.


Casi que uno logra sentir admiración cuando la ve avanzar página a página, capítulo a capítulo, enfrentando sus demonios del pasado, algunos que habían aparecido únicamente en la precuela y que hasta ahora no los habíamos vuelto a ver. Si, como les comenté en mi penúltima reseña, para leer este libro es necesario leer las mircronovelas antes (gracias a Sofía que me advirtió de ello); ahora que terminé el libro puedo reafirmarlo y decirles que se perderían de elementos sustanciales a la historia y no entenderían mucho sobre la aparición de algunos personajes que no regresan hasta ahora, pero son todos engranajes del gran plan de Aelin, necesarios para avanzar con su tamaña misión.

Fuente
Sobre los personajes que son introducidos en la tercera parte, aquí también tendrán su cuota de relevancia, y será grandioso observar como las piezas van terminando de encajar entre las historias de los relatores más distantes (hablando a nivel de distancia física). Sobre esto debo decir que en el anterior tomo Manon me había dejado algo indiferente y aquí pude empatizar con ella muchísimo más, así como su aquelarre con sus historias fuertes. Rowan por su parte, como otro personaje secundario que también me había dejado algo indiferente, por la sensación de que le falta algo a su personalidad, sobre el final de este libro me terminó de cerrar.

Sobre el tomo en sí fue muy emocionante: al comienzo lo pueden encontrar un ritmo algo lento porque como todo libro de “preparación” se van moviendo las fichas para un gran final y se guarda todas las “emociones fuertes” para la última parte. Cuando llegué ahí tenía que parar de leer, porque había momentos que me preguntaba “cómo van a salir de esta” y la tensión me hacía mirar para el costado antes de pasar de oración, párrafo, o página (sólo hubo un evento que me resultó sumamente predecible).

Es una saga que se va volviendo adictiva, y que va haciendo una especie de proceso de maduración, acompañando así la maduración de la protagonista, que aquí se muestra más inteligente, sabiendo en quien confiar y relegar, y ella también mostrándose más empoderada y sanando viejas heridas. Es una adolescente si pensamos en que tiene 19 años, pero en este universo es una mujer curtida por la vida, que tiene la dura misión de afrontar todo un imperio de terror. Aelin se ve más madura, el universo de Maas también, y creo que es más que recomendable para todos aquellos que quieran ver a una protagonista fuerte y sean fanáticos del género de fantasía épica.


Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar, le rezo a todos los dioses para que llegue el quinto tomo antes de fin de año *cruza los dedos* puedes encontrar más información de este y otros libros en su página Me gusta leer