miércoles, 9 de mayo de 2018

Micronovelas de Trono de Cristal - Libros



Autora: Sarah J. Maas
Publicados entre enero y julio de 2012
Compuesto de:
0.1  La asesina y el señor de los piratas
0.2 The Assassin and the Healer (no está traducido al español)
0.3 La asesina en el desierto
0.4 La asesina y el submundo
0.5 La asesina en el imperio

Atención: esta reseña es apta para todo público, no es necesario haber leído la saga para poder leerla.

Dentro del universo Trono de Cristal estas novelas (micro porque son muy cortitas ya que van de 70 a 100 y pico de páginas) conforman la precuela al primer tomo de la serie. Si bien estas precuelas se publicaron después de la primera novela considero que se pueden leer tanto antes como después del primer tomo.

En mi caso, leí los primeros tres tomos y encontré un par de referencias al pasado de la protagonista, pero no me animé a seguir leyendo la saga sin leer estas precuelas porque mi amiga Sofi de Erial me puso un cartel de neón en mi mesita de luz ¿? diciéndome que si o si tenía que leerlas antes del cuarto tomo porque me iba a perder varias cosas y no iba a comprender nada. Ahora arranqué el cuarto tomo, y efectivamente me doy cuenta que no habría entendido nada y me perdería muchas cosas de haber omitido las micronovelas.

Para quienes no leyeron las novelas les cuento a modo de resumen que Trono de Cristal se desarrolla en un mundo fantástico al estilo medieval, en el cual vivían creaturas fantásticas y existía la magia, pero tras la aparición de un perverso rey la magia se vio erradicada del continente. Nuestra protagonista es Celaena Sardothien, un personaje fuerte, con un misterioso pasado: es presentada en el primer tomo en un estado físico calamitoso tras haber sido condenada a trabajos forzados hasta la muerte en las minas de Endovier, un lugar al que se envían esclavos, revolucionarios y reclusos. Celaena era una famosa asesina, se la llamaba “La Asesina de Adarlan”, y según ella misma relata, terminó en ese lugar horrendo a causa de una traición.

En ese primer tomo no ha pasado mucho tiempo desde que se la recluyó en ese lugar horrible y cuando se la saca de allí ella ostenta de una actitud engreída casi hasta lo molesto, por lo que cuesta mucho empatizar y llevarse bien con ella. A mí me costó horrores, recién en el segundo tomo me logré amigar con la protagonista, entendía que era una asesina renombrada que todos temían o habían escuchado de sus hazañas (aunque no se notara tanto en el primer tomo), pero me molestaba su ego enormemente. Igualmente quédense tranquilos que en los siguientes tomos tanto la protagonista como la historia evolucionan y vale la pena meterse en esta historia con un universo tan desarrollado.

Hecho el gran paréntesis (necesario para quienes no leyeron la saga), volvemos a la precuela: Esta nos lleva al pasado de Celaena, donde era la temida asesina siendo aún una adolescente; se muestra algo egocéntrica y malcriada, pero también sabe darse cuenta de sus errores y que su ego le puede jugar en contra. Se ha hecho de fama, pero en estas micronovelas conocemos algunas de sus más renombradas historias, esas que la fueron llevando poco a poco hacia el declive, a que la traicionaran, a que la mandaran a Endovier.

Si, todas las historias que ven por separado van avanzando en el tiempo y se lo podría llegar a ver como un libro único porque están encadenadas en continuidad, y no se puede saltar de la primera a la cuarta y luego ir a la tercera (la segunda si se puede omitir perfectamente, no la leí al no estar en español, y no sentí que me perdiera de nada).

Celaena es un personaje complejo, y estas precuelas nos muestran una de sus tantas facetas que la hacen quien es en Trono de Cristal. Por eso me pregunto, si yo hubiera leído primero las micronovelas, antes de los tomos que conforman la saga, ¿cómo me hubiera sentido? ¿Me habría empapado en la historia de Celaena y hubiera sentido mejor su rabia? ¿La hubiera comprendido mejor al mostrarse tan altiva y a la defensiva? ¿Me habría caído bien desde el inicio?

Estas micronovelas me permitieron llenar un vacío que me dejó Trono de Cristal al omitir el pasado y dejarlo atrás, como un gran dolor con el cual convive pero no se profundiza, y nos hacen sentir que nos faltan páginas para conocer a personajes que se nombran a la pasada: como quien la convirtió en la mejor asesina (considerado el rey de los asesinos al cual respeta y teme), o a quien fuera el mejor personaje masculino de toda la saga, Sam (Chaol y todos los demás no le llegan ni a los tobillos); y como les comentaba arriba, para profundizar y lograr entender a quién será nuestra protagonista.

Si le tengo que marcar algo negativo a estas micronovelas es lo escueto que resulta alguna: como que faltan páginas para lograr verme inmersa en las emociones de la protagonista; alguna gente lloró con alguna parte, pero a mí no logró conmoverme porque habían cosas que me resultaron muy predecibles... quiero pensar que se debió a que ya estaba demasiado avanzada en la trama y me había spoileado algunas cosas.

Sin dudas, para quien está inmerso en Trono de Cristal esta parte de la historia es obligatoria y necesaria para poder avanzar en la trama y comprender la complejidad de nuestra protagonista, remarco que van a perderse cosas sustanciales del cuarto tomo, así que léanlas antes… mucho antes. Para quien quiera comenzar con la saga, perfectamente puede hacerlo desde aquí, quizás sientan lo mismo que yo en alguna historia, de que faltaron páginas para profundizar, pero van a entrar con otra cabeza cuando arranquen a leer el primer tomo.