jueves, 17 de diciembre de 2015

Cat Street – 8 Tomos



Publicado entre agosto del 2003 y Octubre del 2007. La historia inicia con una niña estrella, Keito Aoyama es una pequeña actriz que de muy joven fue introducida por su madre en el mundo de los castings, los comerciales, el escenario, y apartada completamente de la vida escolar, privándole de tener amistades y una vida normal.

Clic para agrandar

Un día esta niña actriz conoce la amistad, pero resulta ser una falsa amistad que la engañará para hacerse con su lugar.  Keito, humillada, huirá del mundo del espectáculo, y la escuela, alejándose de sus compañeros de clase que siempre demostrarán su cruel envidia, ella por su parte se recluirá en su habitación por años alejándose de absolutamente todo.


Años después nos encontramos con una Keito adolescente, que si saldrá por las tardes a un bar, cuyo dueño la cobija y protege de los oportunistas. Sin embargo, su triste rutina verá un cambio, cuando en ese mismo bar conozca un sujeto que la invite a asistir a una preparatoria especial: “El Listón”; en la cual no existen horarios, y cada uno asiste a su antojo, y realiza las actividades que le resultan pertinentes.


Ella tras dudarlo, casi que por un instinto buscando una redención, comenzará a asistir, conociendo un abanico de distintas personas que rodean la institución, “gatos callejeros” como ella que fueron “rescatados” por su director de extraña apariencia. Este nuevo comienzo de su vida le permitirá comenzará a crecer como persona, dándose la oportunidad de conocer también sus propias emociones, que con su personalidad estancada en una infancia poco común tampoco le permitió madurar. Así Keito conocerá por primera vez la verdadera amistad, la felicidad, e incluso el amor, se permitirá tener nuevas frustraciones, mientras fantasmas de su pasado la siguen acechando.  



El manga, escrito por Yoko Kamio (mangaka también de Hana Yori Dango), nos transmite la turbonada de emociones que Keito comienza a descubrir, teniendo momentos fascinantes como otros realmente perturbadores, el llanto, la alegría, la indecisión, y las frustraciones que permitirán el crecimiento de su protagonista, llegan al lector. Considero que esto es un gran crecimiento también de la mangaka, ya que los eventos, así como la personalidad de la protagonista y sus amistades, distan de lo que fuera su emblemática Boys over Flowers (Hana yori Dango) que comenzó a publicar a principio de los ‘90, la cual a mí personalmente solo proporcionó frustraciones, y me encontré con una protagonista desquiciante.



Keito nos transmitirá frescura, ingenuidad, una personalidad adorable que sus amigos querrán proteger ante todo. Ellos serán una lolita con un sueño de confesarse y tener su propia tienda, un programador algo distante con las personas, y un futbolista genio con un pasado turbulento. Los cuatro se complementarán y sus diversas vivencias atraparán al lector en cada episodio, en tanto ellos van cosechando una amistad sumamente unida de la que nos sentiremos parte.



El arte es el característico de la mangaka, transmite las modas marcadas del inicio de los 2000, y de buena manera se destaca con los detalles de la lolita Momoji. Pero se queda corta con los fondos.



¿Recomendable? Totalmente, quizás me pondré quisquillosa pero me hubiese gustado ver más demostración de amor en las parejas de la serie. Pero ningún seguidor de los shojos románticos puede pasar por alto esta historia, realmente conseguirán hacer llorar, alegrar y enojar ante los distintos eventos que pasan nuestra protagonista y sus amigos.


Screenshots desde MangaFox