martes, 21 de marzo de 2017

Moriré besando a Simon Snow – Libro


Autora: Rainbow Rowell
Páginas: 543
Sello editorial: Alfaguara (Penguin Random House)
Año: 2015

Rainbow Rowell es una de las autoras más populares de libros del género “jóvenes adultos”; así lo supo demostrar con grandes éxitos, uno de ellos es “Fangirl”, que tuve el gusto de leer el mes pasado, otro es este sobre Simon Snow.  

Para explicar de qué va este libro yo tengo que hacer un paréntesis y explicar de dónde sale esta idea de “Simon Snow”.

Si ustedes leen “Fangirl” se encontrarán con una protagonista llamada Cath, que adora una saga literaria titulada “Simon Snow”. Simon es el “elegido”, el mago más poderoso que haya nacido y que está destinado a salvar al mundo mágico de una gran amenaza. Además Simon asiste a una academia de magos en Inglaterra, donde comparte dormitorio con su eterno rival Baz, y hay un gran hechicero que lo apadrina.

Seguramente esto les suena bastante… ya que a rasgos generales todo es una gran referencia al mundo de Harry Potter con ligeras diferencias. En el libro de “Fangirl”, Cath escribe un fanfic de Simon Snow, creando su propio libro final de la saga (antes de que “el verdadero libro” sea publicado), el fanfic se llama “Carry On” (titulo original en inglés de “Moriré besando a Simon Snow”). Y “Adelante” llega a nuestras manos con esta edición, haciendo que nos enamoremos de “un fanfic de un fanfic”.

Y si bien es el libro “final” no nos sentiremos para nada perdidos, ya que siempre se recordará y se proporcionará un contexto cada vez que sea necesario. Aunque es verdad que lo ideal sería leer el libro de “Fangirl” antes para leer los pasajes creados por Rowell de los libros anteriores.

Ya enfocándonos en el título que nos atañe, nos encontraremos en las primeras páginas con un héroe muy desgraciado, huérfano, que pasa de hogar en hogar, pero que a su vez es el gran salvador del mundo mágico, por lo que sabe que su final puede estar a la vuelta de la esquina. Pero mientras esté con vida, el muy impulsivo protagonista buscará enfrentar a la entidad llamada “Humdrum” para finalizar así con una guerra de poderes y demás conflictos que esta malvada entidad parece ocasionar. Además Simon está obsesionado con su compañero de cuarto.

Baz es guapo, elegante, muy rico y proveniente de una antigua familia de magos, también es considerado de los mejores estudiantes de toda la academia, pero Simon sabe su secreto (o cree saberlo) y es que el pálido Baz es un vampiro… y ¡los vampiros no pueden estar entre los magos porque son seres oscuros! Por ello Simon se ha obsesionado en revelar sus malignos planes en los que Baz intenta matarlo, pero también debe revelarle al mundo que Baz es un vampiro.

Pero Baz no aparece el último año escolar, y Simon comienza a perseguirse al punto de resultar enfermizo preguntándose una y otra vez “por qué Baz no está en la academia”; así estaremos numerosos capítulos, que si bien entretienen y son correctos, nos darán ganas de sacudir al protagonista.

No pasará mucho tiempo para que Baz entre finalmente en escena (y nos conquiste a todos con su personaje de “chico malo”). Baz estuvo en problemas, pero Simon vivió algo mientras él estaba desaparecido que involucra a su temible compañero de cuarto y los hará acercarse, para el terror de Baz, que desde hace un tiempo debe de controlarse… porque no solo le quiere chupar la sangre al mago más poderoso de la historia con el que tiene que convivir, sino que:

“yo estoy completa y desesperadamente enamorado de él” Pag. 189

Y acá es donde el libro hace un brutal quiebre, nosotros los lectores pasamos a conocer los verdaderos sentimientos que han aparecido en Baz, y viviremos la tensión continua en cada momento que compartan. A medida que una intrincada misión los va haciendo acercarse, trabando una especie de tregua, donde sentimientos que se confunden con “amistad” y “hacer lo correcto por el prójimo” comienzan a aflorar, tras años de rechazos mutuos.

Tapa de la última edición estadounidense.

Es así que el libro nos va atrapando con cada página, disfrutando cada escena, y releyéndolas más tarde (por qué no, cómo me sucedió a mi), deseando que Rowell saque otro libro similar, o por lo menos con las mismas escenas que nos remueven el corazón, y quedar enamorados de grandes protagonistas.

Pero no quiero resaltar solo una historia romántica, que es lo principal de la obra de “Cath” como buen fanfic, también hay que resaltar el trasfondo de la historia y acá (no me peguen los fans) terminé diciendo una y otra vez “Mejor Harry Potter que Harry Potter”, porque realmente nos encontramos ante una historia y un mundo mágico pulido, y que da gusto de leer, ya que todo tiene una correcta estructura, pero además es atrapante, y sería una saga (si existiera) que leería. No tiene toques tan infantiles, sino que tiene una visión más madura y acorde a la época (si, lo sé, son épocas distintas), juntando lo del mundo “no mago” con el mundo mágico, integrando ambas sociedades aunque una se mantenga oculta de la otra, además de los artículos para catalizar la magia no sean solo varitas, entre muchas otras cosas destacables: recordemos que hay una entidad malvada y todo una problemática de fondo que Rowell sabe desarrollar muy bien.  

Me encantó la obra como un todo, con la rica esencia de los fanfics, con los excitantes personajes que te dejan con ganas de leer mucho más, con el gran trabajo narrativo de Rowell que arranca de manera correcta, pero que se va tornando más y más emocionante, y se vuelve adictivo hacia la mitad final del libro. Dudo mucho que el día de mañana salga una segunda parte, pero no me enojaría para nada seguir leyendo de Baz y Simon. Finalmente diré: aplausos para la creadora, es verdad que es una lectura meramente para entretener, pero justamente su cometido lo cumple y con creces.


Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar, puedes obtener más información del libro en su sitio web Me Gusta Leer.