lunes, 17 de agosto de 2015

Lady Snowblood – 4 Tomos


Publicado entre 1972 y 1973, escrito por Kazuo Koike y dibujado por Kazuo Kamimura.

La historia nos remonta al comienzo de la era Meiji, a finales del 1800. En una época donde agentes del gobierno vestidos de blanco se acercaban a los pueblos a reclutar hombres para el servicio militar, un hombre es falsamente acusado de serlo por vestir de blanco. En dicho caso, los habitantes del pequeño pueblo comenzaron una revuelta que llegó a extenderse por toda la región. Y quienes comenzaran el rumor raptaron a la mujer de este desdichado hombre para violarla, años más tarde pudo librarse de uno de sus captores matándolo, pero por ello fue condenada a vivir el resto de su vida en una cárcel.


Mientras que comenzara su cadena perpetua ella consiguió quedar embarazada, para terminar encomendándole a su hija que vengase a su familia de los tres individuos aún vivos que arruinaran su vida. Para ello Yuki, perderá toda sensibilidad y crecerá para honrar el deseo de su madre, entrenando desde una temprana edad, para lograr convertirse en una hermosa asesina a sueldo.

Para leer hacer clic en la imagen.


Llamándose a sí misma como una creatura del infierno, una hermosa mujer de las nieves sangrienta, comenzará a construir una leyenda, aceptando numerosos trabajos que solo los ricos pueden pagar por sus servicios, que consisten en seducir, engañar, y matar, para así ir obteniendo pistas de quienes arruinaran la vida de su madre, para finalmente vengarla.





El relato de sangre resulta sumamente atrapante, la sexualidad y la violencia se encuentran a flor de piel, ya sea para engañar a alguien o simplemente seducirlo como parte de su plan, Oyuki Hime no dudará en usar sus atributos físicos, mostrándonos su cuerpo y sin importar que la contra parte sea hombre o mujer. El sexo está implícito en toda la historia, ya no sólo como algo que actualmente se pudiese llamar “fanservice” sino como algo más allá, que conlleva la narrativa japonesa. La violencia, el arte del estoque de la protagonista no se quedan atrás, sabiendo ella defenderse y atacar con incluso los prendedores de su cabello.



El arte es uno característico de la época siendo que antiguamente veíamos muchos más fondos negros que en lo que encontramos en los mangas actuales, jugando con la oscuridad de la historia, el diseño de personajes es en cada uno único y sumamente detallado, resultando imposible confundir los personajes secundarios. Incluso entre los que volveremos a ver resultan más particulares que el resto con mayor detalle para su fácil reconocimiento, lo cual es muy necesario ya que en la abundancia de personajes puede resultar caótico para recordar sus nombres.



Sin dudas nos encontramos con un seinen que resulta tan explícito en su contenido por lo que ha sido recomendado para mayores de edad, e incluso el contenido histórico que da el contexto de la trama, puede resultar difícil de seguir para alguien que desconozca la historia japonesa.




Es un clásico del manga japonés que fue llevado al cine en películas live action resultando en una serie icónica, además de inspirar a Tarantino a crear su historia de venganza con Kill Bill. Así como me lo recomendaron, me encargo de extender esa recomendación y sugerirla a todo aquel que quiera leer un seinen cargado de drama, en una búsqueda implacable de venganza. Con una trama sumamente atrapante en conjunto con el contexto histórico bien llevado a cabo, y un arte con una calidad que poco se ve hoy en día. Esta genio de la estrategia, la manipulación y numerosas artes, los mantendrán atrapados caso a caso hasta llegar al mismísimo final.  


Screenshots extraídos de MangaHere