martes, 20 de febrero de 2018

2023 – Libro



Autora: Anna Franco
Año: 2017
Páginas: 361
Sello editorial: Block (Ediciones B)

Aclaración: 2023 forma parte de una bilogía que es un spin-off de un universo creado por la autora argentina, se puede leer de forma independiente o intercalada con la saga original.

Guía de la autora subida a Twitter

Cuando comenzamos este libro nos encontramos con nuestra protagonista, apresada en una celda donde no tiene contacto con nadie, ni siquiera con quien le tira la mísera comida por una rendija o le da manguerazos a forma de castigo o para asearla, pero ha encontrado un cuaderno, donde se dispone a narrar su historia.

Allí arranca el relato de Kate en presente, contándonos que es una estudiante de 16 años descendiente de alemanes, sobre su familia feliz, viviendo en Seattle (la historia se ubica en Estados Unidos), queriéndose escapar a un baile que se realizará en una granja a las afueras de la ciudad para así finalmente conocer a su amor a primera vista con quien nunca ha dialogado pero idealiza a más no poder. La decepción es mayúscula cuando finalmente habla con él ya que se da cuenta que es un cabeza hueca y se promete no volverse a enamorar a primera vista… cosa que no respeta ni en los primeros minutos porque aparece Mike.
Mike es un chico malo, parece más grande de edad que ellos aparte de su gran físico, es apuesto, pero se deja acosar por el que solía ser el amor de su vida y resultó ser un idiota, ¿por qué no opone resistencia? Se pregunta Kate.

En medio del dilema adolescente comienzan a estallar bombas, las vueltas hacen que Mike salve a Kate y terminen juntos huyendo del lugar. Lo que comenzó no fue otra cosa que: La Tercera Guerra Mundial (que da nombre a la bilogía).

Mike es un tipo de pocas palabras al contrario de Kate, que no para de hablar y pensar haciéndose la película, mientras le da vueltas a todo y saca las conclusiones más absurdas porque su imaginación se lo permite ya que, según ella misma se justifica constantemente: ella es escritora (aunque también confiesa que nunca logró terminar nada de lo que comenzó).

No pude sentir nada bueno por la protagonista que se me hizo insoportable, entre su facilidad para darle vueltas a todo y sus continuas preguntas, también se colaban sus conocimientos de psicología: “Los conocimientos de psicología de mamá siempre me servían para comprender al mundo” Pág. 167 (la parte en negrita se repite textual en más de una oportunidad y ya me estaba rechinando), ¿por algo uno va a la facultad no? tener un psicólogo al lado no da por ósmosis conocimientos analíticos de esa envergadura, bueh, que se yo, capaz que la madre le hablaba mucho de psicoanálisis a la gurisa, vaya saber, le dejo el beneficio de la duda.

Portada de la secuela

Tuve muchos problemas con este libro, si bien la prosa de la autora no me resultó compleja me arrepentí mucho de haber pedido este libro a la editorial, ¿por qué? Porque si bien es fácil de leer sentí que no era un libro para mí, me resultó una novela adolescente intrascendente entre mis lecturas. Llegué al libro por la tapa y la trama me pareció curiosa, me comentaron que era una distopía y yo disfruto mucho de las distopías, además que era una autora argentina, así que le quise dar una oportunidad. Lo que me encontré fue con un romance muy forzado al comienzo (cosa que me disgustó muchísimo), y creo que si hubiera sido un romance construido a medida que van luchando por sobrevivir en medio del caos, lo hubiera tomado de mejor modo.

Si tengo que resaltar algo que me gusto de todo el libro fue la ambientación, como se ve todo desde el ciudadano de a pie (aunque resultó ser que Mike era militar, lo cual es obvio viendo la tapa del libro), lo que quiero decir es que me gustó el ángulo que se presenta desde Kate, su miedo al ver como toda la sociedad se ve arrinconada en medio de la guerra, cómo los extremistas van cobrando fuerza, y el gobierno arma guetos con los extranjeros residentes en el país (tal como sucedió en la Segunda Guerra Mundial cuando Japón atacó Pearl Harbor y el gobierno de los Estados Unidos decidió llevar a campos de concentración a los residentes de origen japonés). Sobre las escenas de acción, ni fu ni fa, ni me parecieron emocionantes ni aburridas, aunque ya en las ultimas escapatorias se me hacían pesadas además de repetitivas, pero supongo que era porque ya el libro en general se me hizo pesado y a esa altura sólo lo quería terminar.

Leí muchos comentarios y reseñas de gente que lo amó, pero ya les digo, este libro no es para todo el mundo, para mi gusto la gran falla fue su protagonista y la relación amorosa forzada desde el comienzo y alguna cosa que pasó sobre el final que parecía sacado del libro final de la saga de Crepúsculo. Es más, ya que hago esta comparación les digo que si les gustan las sagas juveniles como Crepúsculo este libro puede que les agrade, ahora, si no, mejor pasen de largo.

 
Gracias a Penguin Random House para reseñar, por más información de este y otros libros visita  Me Gusta Leer