jueves, 21 de enero de 2016

Ito Junji no Neko Nikki: Yon & Mu – 1 Tomo


Quien no conozca a Junji Ito, le comento que es uno de los grandes escritores de manga de horror, conocido por obras como Uzumaki, Gyo (que fue adaptado a una OVA), o Tomie, por nombrar algunas de las más populares.

Entre sus obras, las cuales son muchas, se encuentra esta pequeña joyita satírica de su propia vida publicada entre noviembre del 2007 y diciembre del 2008. Él que es una persona que le gustan los perros, un día se muda a una nueva casa para vivir con su prometida, ella, una amante de los gatos, se trae de la casa de sus padres un gato que para Ito representa el terror.


El gato, cuyo pelaje es blanco con manchas negras, parece formar una calavera, y su nombre, que para él es el colmo, es Yon (una de las dos maneras de decir “4” en japonés) un número cuya pronunciación se asemeja a “muerte” y es algo así como el número 13 de nosotros (ya que se estila a omitir el número 4 en la numeración de puertas de apartamentos o habitaciones de hoteles), para Ito este es el gato “maldito” y su sola presencia lo hace temblar de miedo o imaginarse cosas.



Pero esto no quedará acá, ya que contrario a sus deseos, que son pasados por arriba por su mujer, traerán a este gato y a otro más que ella se enamoró en una foto y terminaran yendo a buscar a otra prefectura.



Ito en 10 capítulos de 11-12 páginas nos irá relatando con locura, sus cambios respecto a su parecer por los gatos, y sus celos frente a su mujer ya que los gatos parecen adorarla. Las peripecias son contadas con gran comedia, y el arte de este maestro del terror resulta hilarante bajo este contexto, con rostros o expresiones sumamente exageradas y unos gatos realistas con un dejo de siniestros.




El manga de tan corto que es y con tanto dinamismo que tiene, se lee fácilmente en media hora. Va más que recomendado para quienes gusten de los gatos y mismo para quienes disfruten del arte de este mangaka de series de terror, personalmente como una esclava dueña de gato me sentí muy identificada con algunas cosas, y más risa me causaron las locas vivencias, no tiene desperdicio.


Screenshots desde mangafox
PD: Sí, hay fotos de los gatos de verdad en el manga.