lunes, 14 de septiembre de 2015

STUDIO GHIBLI: Aventuras y Fantasía - Segunda parte-


Desde la primera parte nos sumergimos principalmente en aquellos clásicos del estudio que le abrieron las puertas a la industria cinematográfica a nivel mundial, siendo reconocidos por Disney quien comenzó a distribuir sus películas en América (por eso algunas de ellas pudimos verlas en videoclubs).

En esta segunda parte seguiremos con esas películas fantásticas, retornando a 1997 con:

Mononoke Hime


La princesa Mononoke nos lleva a una fórmula que nuevamente se repite dentro el estudio, al enfrentamiento de los humanos con la naturaleza por sus recursos o sus tierras.

En esta historia se nos lleva a un Japón anterior a la modernización (podemos suponer que al siglo XIX), en esta historia se nos presenta a un joven llamado Ashitaka, que queriendo defender a su aldea de un jabalí, que posee una temible maldición, se ve herido por este, y por tanto se ve afectado por la maldición, la cual le otorga una gran fuerza bajo un momento de ira, pero también provoca que dicha maldición empeore tomando su cuerpo, para finalmente darle muerte.


Con esto, es expulsado de la aldea y decide viajar en busca de respuestas que lo libren de la maldición, llegando así a una fortaleza, la cual es culpable de que los seres del bosque (del cual el jabalí proviene) vean alterado su ecosistema. Quien lidera la fortaleza es Lady Eboshi, y el bosque se ve deforestado por la búsqueda de minerales para seguir fortaleciendo su ciudad. Allí es cuando Ashitaka conoce a la princesa Mononoke, criada por lobos y defensora del bosque y sus espíritus, luchará contra Lady Eboshi para detener la destrucción, viéndose Ashitaka en medio de un conflicto entre humanos y la naturaleza misma.


La película de 2 horas 10 min, resulta oscura en una historia que no brilla por alegría sino que se empapa con violencia y dramatismo (siendo de las pocas películas del estudio que van para un público menos familiar y más maduro), transmitiendo su mensaje de una manera dura, muchos aman esta película llegando a ser de sus favoritas, pero no es mi caso, la encontré como una película demasiado densa y con poca fluidez para mi gusto, que se lleva un 7/10.



Iniciando el 2001 nos encontramos con la ganadora del Oscar que hizo temblar a Disney acortando la distribución de películas de Ghibli en occidente, aunque de todos modos gracias al premio Oscar de la academia fue una de las películas que tuvo mayor difusión en canales de cable.

Sen to Chihiro no Kamikakushi


La fantástica película nos muestra como en medio de una mudanza, los padres de Chihiro pierden el rastro del camino y van a dar a un viejo lugar, la teoría del padre de Chihiro es que ese lugar solía ser un parque de atracciones. Chihiro por su parte no quería saber nada del lugar insistiendo en regresar, pero los padres decidieron recorrer para encontrarse con una feria de locales de comida, todos cerrados menos uno, donde decidieron detenerse a comer. Chihiro en medio de su insistencia para retirarse, y sin tocar bocado, se encuentra con un joven, que le indica que se retiren, ya que al caer la noche no podrán escapar.


Chihiro no consigue convencer a sus padres de irse, la noche cae, sus padres desaparecen, y el mundo de los espíritus cobra vida, ella deberá entonces adaptarse al ritmo de estos seres, trabajar en un hotel de baños y conseguir salvar a sus padres para luego retornar.


La película que dura más de dos horas se pasa volando, las peripecias por las que tendrá que sobrevenirse Chihiro no serán sencillas, pero ella con gran inteligencia e intuición se apañará. 



Entre los muchos personajes que trabajan en el hotel de baño nos encontraremos con los espíritus del carbón que veríamos antes en Totoro, como un simpático condimento en el mundo mágico de Miyazaki, que no deja de hacer de las suyas con numerosos personajes fantásticos y un arte excepcional. Cuando la vi por primera vez hace más de 10 años no la había sabido apreciar como ahora con otra edad y otra comprensión del arte japonés, resultando simplemente maravillosa, un 10/10.



En el 2004 llega la adaptación inspirada en una novela de la autora británica Diana Wynne Jones, “El castillo ambulante”, o su nombre en japonés:

Howl no Ugoku Shiro


En un ambiente de guerra en medio de Europa, Sophie es una jovencita que tras la muerte de su padre sigue con el trabajo familiar de hacer sombreros, ella desestima todo concepto de poseer belleza alguna con una muy baja autoestima, a pesar de lo que todos le puedan decir. Un día su destino cambiará cuando conozca al hechicero Howl, quien la salvará de dos soldados que la acosaban, ella no sabrá que es “el famoso hechicero Howl” en realidad, pero por toda la ciudad se cuenta sobre él, y su tenebroso encanto que le roba el corazón a las jovencitas.


Una poderosa hechicera del imperio notará su encuentro, y sospechando algo más le dejará a Sophie un poderoso hechizo, que la hará lucir como una viejita nada agraciada de 90 años que va más acorde con su personalidad. Sophie por su parte huirá de la ciudad, sus familiares y conocidos, para encontrarse con el castillo ambulante de Howl, con quien intentará dar, para deshacer el poderoso hechizo.


La trama avanza mencionando constantemente los horrores de la guerra, Howl trata de apartarse de todo ello, pero numerosos hechiceros y brujas del imperio se abalanzan sobre él coaccionándolo para que se les una al combate por el imperio. Sophie comenzará acompañándolo como una mera sirvienta que cuida del castillo, de Calcifer un demonio de fuego que consigue que el castillo se mueva y un niño aprendiz de brujo, pero manteniendo la idea de un futuro enfrentar a la hechicera que le hizo eso y retornar a su forma original. 


El arte de la película es hermoso, ya sea en fondos, diseños steampunk del castillo y aviones (cosa que le fascina diseñar a Miyazaki) o en la historia misma que atrapa de una forma dinámica en el relato de los eventos, con variados giros, y siempre intentando dejar un mensaje pacifista del director. Otro clásico del estudio y de mis favoritas, un 9/10.



Un día Miyazaki le pidió a Le Guin, autora de la saga de los Cuentos de Terramar, adaptar su obra, ese día llegó muchos años después, momento en el que el gran director no podía hacerse con el proyecto, y quien tenía las manos libres era su hijo mayor, el inexperiente Gorou Miyazaki. Con el solo apoyo del productor del estudio, Toshio Suzuki, estrenó su primera película como director en el 2006.

Gedo Senki


Cosas extrañas comienzan a suceder en Terramar, el extraño comportamiento de la gente sumado a las visiones de dragones provocan que Ged, un famoso archimago, comience a investigar. Partiendo en un viaje en el que se encontrará con un misterioso príncipe exiliado que oculta un extraño poder, y que se sumará a su viaje, junto con una jovencita, protegida de la amiga de Ged.


La mala de la película que no puede faltar...

Esta fue una de las obras con mayor crítica negativa por el fandom, siendo una adaptación de los cuentos de Terramar, la propia autora de la saga la rechazó como tal. La película personalmente no conseguí disfrutarla más allá de la animación, no sé si fue por la inexperiencia del director, y su mala adaptación del guión, pero fue una película que me resultó lenta, llena de baches en el argumento llegando a resultarme incomprensible por momentos… quizás si hubiese leído la obra de Le Guin lo hubiese comprendido mejor, pero ni siquiera me resultó lo suficientemente atractiva como para acercarme a la obra. Una película pasable del estudio, pero quien quiera probarla no se espere encontrar con una obra maestra, 6/10.



En el 2008 Hayao Miyazaki volvería a hacer de las suyas trayendo una adorable historia algo inspirada en la Sirenita.

Gake no Ue no Ponyo

Sousuke es un pequeño niño juguetón que encuentra una fascinante creatura del mar, él decide llamarle Ponyo y se la lleva en un balde de agua a su casa. Su nueva compañera de juegos lo sorprenderá al comenzar a hablar y crecer formando brazos y piernas, hasta llegar a ser de su tamaño.



El pequeño, que vive con su madre en una pequeña isla, se encontrará con los azotes del mar, cuando la pequeña Ponyo decida convertirse completamente en humana, al contrario de los deseos de su padre hechicero, que vive al fondo del océano con sus hermanitas. A causa de esto, el hechicero con mal genio lanzará a diestra y siniestra maldiciones para que ella vuelva y no regrese con los humanos.



La película es sumamente querible, con los pequeños niños que transmiten la alegría, (así como los cálidos colores de la película enteramente dibujada a mano), de la amistad en tanto que los peligros del mar aparecen. Es una de esas películas para toda la familia que asombrarán a grandes y chicos, con chistes para todas las edades, y con un maravilloso arte que resalta al final de la película. Un 9/10.



En el 2010 le tocaría turno a la adaptación de las novelas de Mary Norton, “Los Incursores” (1952), con el estreno en dirección de uno de los protegidos de Miyazaki, Hiromasa Yonebayashi, la que considero como la última película del estudio antes de salirse de la horma de “grandes heroínas con una aventura fantástica por delante”.

Karigurashi no Arrietty

El argumento nos relata dos historias al comienzo, por un lado Shou, un jovencito decaído a causa de una enfermedad cardiaca, que es traído a la casa del campo de su tía abuela, para hacer reposo y recuperarse. Y alguien que ya vive ahí aunque los humanos no lo sepan, Arrietty, un ser diminuto como pulgarcita, ella vive con sus padres en una “casita” escondida debajo de la casa. Las historias de ambos se unirán cuando Arrietty, en sus 14 años, comience a hacer incursiones con su padre, a la casa de los humanos, para hacerse de provisiones, y quien la verá en un descuido será Shou.



La historia con un toque de frescura para el estudio y con la adaptación de una gran novela para jóvenes, nos transportan con un hermoso arte al mundo de los diminutos, la historia no tiene desperdicio y nos enseñará (como nos tiene acostumbrados el estudio) el crecimiento de los protagonistas de una grata manera. Dinámica, siempre entretenida, con momentos de tensión y tristeza ante los miedos a enfrentar, resulta un film muy recomendado del estudio, un 9/10.

Con esto terminamos la parte más marcada como fantástica, con grandes heroínas en medio de grandes aventuras. Las siguientes dos partes abarcarán más la parte slice of life, romántico e histórico del estudio, probablemente menos reconocidas que las de estas primeras partes, pero no por ello igual de importantes.


Tercera parte “Historias de vida”


¿Dónde conseguir las películas?: Tekeremata! El fansub ha hecho un gran trabajo recopilatorio de gran calidad Bluray-DVD, e incluso algunas son remasterizadas, faltándoles solamente la última película, lamentablemente algunos de los screenshots del topic, pertenecen a versiones descargadas años antes que ellos iniciaran el proyecto.