lunes, 20 de octubre de 2014

Glasslip - Anime


Episodios: 13
Emisión: Del 3 de Julio, al 25 de Septiembre del 2014.
Productora: P.A. Works
Géneros: Romance, Slice of Life, Sobrenatural

Con esta serie nos centramos con la efusiva Touko, ella y su familia poseen una cristalería (formando los cristales parte de la trama de la serie), y tiene un consolidado grupo de amigos de la infancia. Se encuentran viviendo una alegre rutina, con su lugar de encuentros marcado en un café, y compartiendo sus vidas en el día a día, con distintas actividades. Pero un día llega un joven al pueblo, Kakeru, él es un chico apagado al contrario de Touko, pero por alguna razón se ven cautivados mutuamente apenas se conocen, esto hace que el resto del grupo se vea afectado y que sirva de detonante para que variados sentimientos de afecto entre los miembros comiencen a ser declarados, tras haberse mantenido en secreto por mucho tiempo.



Tras el primer capítulo se nos agrega otro componente a la serie, esta comienza a mostrarnos un lado mágico, en el sentido literario de la palabra, es decir, Touko y Kakeru comparten unas extrañas visiones a través de observar cristales cuando están juntos, a estas visiones comienzan a llamarles “fragmentos del futuro”, ellos en realidad no comprenden qué es lo que están viendo, pero asumen que serían visiones del futuro. Lo extraño de estas visiones es que a medida que pasan los capítulos comienzan a percibirlas de distintas maneras, ya no sólo a través de los cristales, e incluso estando separados, lo cual los va confundiendo hasta llegar a los capítulos finales, donde comienzan a darse algunas explicaciones.



De este modo se podría decir que es una serie que va enredándonos en el día a día, las relaciones amorosas y de amistad, incluyendo un tinte mágico que se volcará en la historia, hasta pasar a tomar fuerza y pasar a un plano principal sobre el final. Esto puede hacer que sea un poco difícil de digerir, por el tema de que no comprenderemos nada de lo que ven, hasta que los propios protagonistas lo resuelvan por sí mismos.  


Es una historia cargada de sentimientos, al comienzo no me terminaban de gustar los personajes, pero luego que me adapté a ellos noté que lo que no me terminaba de cerrar era la trama en sí, siempre cubierta de una atmósfera densa. No es una serie cómica, ni tampoco transmite mucha alegría, sino que es bastante seria y tiende a lo dramático de los problemas en las relaciones del grupo en sí.

Incomodidades... 

Y variadas declaraciones.

Sobre la animación se ven reflejados los “fragmentos del futuro” y los propios reflejos de los cristales cuando la imagen se ve detenida en un determinado momento, como para marcar la importancia en la historia de esto. A diferencia de otras series de P.A. Works sentí como que con esta serie había ahorrado al principio abusando de estos efectos de escenas congeladas, o en otras situaciones varias, pero los fondos siguen siendo muy agradables como siempre. La banda sonora por otra parte, no es algo muy memorable que digamos.



Concluyendo es una serie que no se la recomendaría a todo el mundo, al comienzo resulta algo difícil se seguir, aparte de que puede costar entrarle a los personajes que en un principio no les llegan (si les pasa como a mi). La trama está muy elaborada y es de lo poco que entusiasma a verla, pero resulta muy abrupta y tampoco es algo que enloquezca, más con el final abierto que posee que llegó a hacerme sentir algo decepcionada. Diría que sólo le diera oportunidad aquél seguidor de los slice of life, que con este toque mágico realmente le llame la atención para probarla, pero va con la advertencia que no va a ser del agrado de todos.




Screenshots de la versión de SyncRajo