miércoles, 2 de enero de 2013

King of Thorn - Película




Estrenada en cines el 9 de Octubre del 2009, basada en el manga de Yuji Iwahara, dirigida por Kazuyoshi Katayama (quien estuvo involucrado en proyectos como Argento Sonma, Appleseed, Samurai Shamploo entre otros) y producida por Sunrise.


Esta película, también conocida como Ibara no Ou, nos presenta un argumento sumamente interesante, nos ubicamos en la ciudad de Nueva York, por el pasado 12 de diciembre del 2012. Es ahí cuando una dama decide “suicidarse”... pero lo que parecía ser un suicidio no era más que el inicio un virus, llamado “Síndrome Adquirido de solidificación celular” a.k.a. Medusa. 
 

El caos se hace presente en varias ciudades del mundo, se sospecha incluso de que se tratase de un ataque biológico terrorista, pero es ahí cuando la Corporación Venus Gate, pone en marcha su plan, estos deciden practicar el sueño de criogenización, por si se encuentra una cura en el futuro, para lo cual se sortearán 160 lugares. 


Así es como llegamos al 13 de Octubre del 2015, y pasamos a situarnos en Escocia, lugar donde se ha elegido un castillo, para llevar a cabo el experimento. Nos encontramos con Kasumi, una joven colegiala de nacionalidad japonesa que es una de las personas seleccionadas, esta llega acompañada por su hermana gemela y no está muy convencida de hacer esto, pero le aseguran que todo saldría bien gracias a una super computadora llamada ALICE, que controlaría todo lo que les pase, incluso si les pasara algo a los técnicos que cuidarían de ellos mientras duermen... pero claro, nada puede ser normal en esta situación, Kasumi despertará tiempo después y se encontrará con raíces gigantes, y creaturas mutantes.


La película dura 1 hora 50 minutos, y puedo decir que se me pasó muy rápido a diferencia de otras películas. La animación en lo que va hasta el “despertar” es muy notable, así como el bombardeo de información que se hace en esos primeros minutos de los cuales recomiendo prestar mucha atención. Luego del “despertar” encontraremos que el entorno del castillo pasa a ser oscuro y decrépito, así también pasa a ser la animación, que cambia radicalmente en las escenas de acción, poniendo un tosco estilo de dibujo a modo de video juego. Aunque seguro que hay quienes lo sepan apreciar. 


La historia es lo que más destaca, desde el inicio se va haciendo referencias al cuento de La bella durmiente, y lo veremos reflejado en el correr de la historia. Los personajes son muy marcados, desde el policía, el ex presidiario, la enfermera, el niño; todos ellos nos resultarán muy cliché, pero aún así cumplirán con su función de mantener al espectador en vilo. Bastante entretenida, recomendada para quienes gusten de la ciencia ficción, el misterio, y la acción a modo de video juego.