jueves, 10 de enero de 2013

Shigofumi - Anime




Episodios: 12 + especial (Capítulo 13)
Emisión: Del 5 de Enero, al 23 de Marzo 23 del 2008.
Productora: J.C. Staff
Géneros: Drama, Psicológico, Thriller

Cuando una persona muere, sus impulsos más fuertes, sentimientos tales como el amor o el odio, son convertidos en “Shigofumi”, cartas que proceden de los muertos. 

Esas cartas son entregadas por unas carteras del más allá, las cuales están acompañadas por Inteligencias Artificiales, que les sirven de extensiones (por ejemplo, por medio de un código les permite volar). En los primeros episodios iremos conociendo las características de estas carteras, y las dolorosas circunstancias que las rodean al ser corresponsales de los muertos. Así como ellas, que están muertas y su apariencia ha sido congelada en el tiempo.


De este modo, con cada caso que pasa, iremos descubriendo la historia de nuestra cartera protagonista, Fumika, que es de una muy controlada personalidad, a diferencia de su I.A. que es sumamente ruidosa, sueña con ser humana y desea ser tratada como tal. Esto me recordaba la relación de Kino y Hermes, en Kino no tabi (una serie más que recomendada), que se caracterizaba por tener estas  mismas personalidades como complementos entre sí.

 
Así como también la historia de una cartera de otra zona, Chiaki, la sempai de Fumika que la apoyará en el correr de la historia, ella falleció hace 50 años, y que posee una personalidad extrovertida y una I.A. seria.


En aspectos técnicos, se puede decir que la animación parece aún más vieja de lo que en realidad es, ya sea por el diseño de personajes o por la animación en sí (la cual juega mucho con los planos). Por otro lado tenemos la banda sonora que nos lleva a esperar momentos de gran tensión, y recordará a otras series o películas, inclusive en el OP.


En su totalidad, la serie es bastante impactante, ¿a qué me refiero? A que uno puede ser perfectamente engañado por el diseño de personajes, la serie es mucho más madura de lo que aparentaba, con las historias de vida que nos envolverán y en algunos casos, nos lograran emocionar. La muerte es la esencia de la serie: suicidios, homicidios, o incluso la muerte natural, serán casos que veremos en esta historia; resultando atrapante para el espectador que le provocará devorar la serie de tan solo 13 episodios, ya que su desenvoltura es sumamente ágil, no enlenteciendo la trama.  


Altamente recomendada para todo aquel que quiera buscar algo dirigido a un público maduro, con alto contenido psicológico, que lo lleve a tensionarse o emocionarse según el caso, reflexionando sobre la muerte y llegando a descubrir la historia detrás de nuestra protagonista.