miércoles, 12 de septiembre de 2018

Emma – Libro #UnañoconJane



Autora: Jane Austen
Año: 1815
Páginas: 498
Sello editorial: Debols!llo (Penguin Random House)

Continuando con #UnañoconJane, el día de hoy les voy a contar sobre un libro que es de mis favoritos de la autora, y agradezco enormemente a Penguin por mi ejemplar, ya que este libro me lo prestaron hace muchos años y ahora gracias a ellos pude releerlo para la lectura conjunta, lo cual fue una experiencia muy rica.

En este libro nos situamos en un pequeño poblado de la campiña inglesa, con su típica gente de campo donde algunos son clase trabajadora, humilde, y otros resultan ser ricos comerciantes, o nobles que gustan de una vida más tranquila que la de las tumultuosas ciudades. En este contexto se genera un cruce de gente de distintos estratos, que quizás en otros ámbitos algunos personajes nunca se habrían cruzado.

Con un comienzo muy ágil (en comparación a las otras obras de Austen que los primeros capítulos suelen ser cuesta arriba) se nos introduce a la protagonista y su situación familiar:

Emma Woodhouse proviene de una familia noble y siempre tuvo todo lo que deseó, pudiéndosela tachar de niña mimada. Sin embargo, tras el fallecimiento de su madre y la declinación de salud de su padre, que depende completamente de ella, nuestra protagonista con sólo 12 años se tornó la señora del lugar. Quedando sola a temprana edad, dependió de su institutriz, la señorita Taylor, que ni bien comienza el libro se casa con un amable y próspero señor Weston pasando a ser “La pobre señorita Taylor” de boca del señor Woodhouse que ve la calamidad en todo cambio; pero si bien tuvo esa buena referencia en su crianza, una mujer llena de calidez, también tiene un caballero que será su medida de comparación con todo hombre que se cruce: el señor Knightley, cuñado de su hermana mayor y cuya opinión siempre es relevante en el hogar, un caballero de respetarse, amable y cordial con todo el que se lo merezca.

Como Emma tiene 21 años esperaríamos la típica protagonista de Austen que busca un buen marido, aunque para nuestra sorpresa ella va a ser la que rompa la norma y exprese: “Yo no tengo ninguna de las acostumbradas motivaciones de las mujeres para casarme. (…) Y, sin amor, estoy segura de que sería tonta de cambiar una situación como la mía”. Pág. 106

Imágenes de la película de 1996 tomadas de IMDB


Emma reivindica la posición de la mujer independiente, rica sí, pero justamente por eso designa que al ser rica no precisa más, que puede ser una mujer soltera toda su vida disfrutando de su vida en sociedad y dada su posición nadie se lo va a reprochar pudiendo vivir cómodamente; No tendrá la NECESIDAD de casarse, como otras mujeres de la época que dependía su bienestar socioeconómico de un enlace favorecedor. Como bien sabemos muchas mujeres (y hombres) no se casaban por amor sino más bien por conveniencia, con tal de no depender de sus familiares, terminar trabajando como institutriz (en el mejor de los casos), o directamente cayendo en la pobreza.

Jane Austen dijo una vez sobre esta protagonista: "whom no one but myself will much like" (quien nadie más, excepto yo, gustará). Y probablemente el demostrar que no todas las mujeres “necesitan” casarse sea una de las tantas razones que tuvo para escribir este libro, además de que satiriza el estatus de Emma y muestra como manipula algunas situaciones a su favor o antojo, en tanto juega con la sociedad que la rodea y se regocija de la atención que le brindan sus vecinos.

Pero no crean que por eso Emma es una tirana: Emma es una niña mimada, –un poquito- manipuladora, jugando a ser la casamentera, buscando la mejor posición para quienes la rodean, aunque no por ello es una malvada; en realidad Emma, con su buena influencia de la señorita Taylor y el señor Knightley, tiene un crecimiento maravilloso en todo el libro, con su gran inteligencia sabe reconocer cuando ha obrado mal, se siente mal por ello, reflexiona y aprende de sus errores.

Y otra gran diferencia que podemos encontrar en Emma dentro de la obra de Austen es que este libro es ¡una comedia! Es una obra que brilla con una luz propia y calidez, juega con las situaciones ridículas, con personajes exagerados como la señorita Bates, que habla por los codos si se lo permiten, y otros que llegan a lo absurdo con su extravagancia.  Nos logra hacer reír con diálogos o situaciones que parecen imposibles, tanto en la época como ahora viéndolo con 200 años de diferencia, manteniendo una chispa que trasciende en épocas.


El final satisface y no resulta abrupto como los otros libros de Jane, y quizás esto vaya de la mano de lo que Jane quería hacer en el momento, con una protagonista distinta a todas las demás y que, por ejemplo, contrasta fuertemente con Fanny de Mansfield Park, cuya historia encontré más parca, siendo moralmente un ejemplo de rectitud, sin ánimos de agradar, y guiándose por lo que su ejemplo a seguir le ha instruido, mientras que Emma es una muchacha alegre, que vive la vida a cada momento, escuchando al señor Knightley quien la aconseja, pero también escuchando lo que ella quiere y aprendiendo y reflexionando por su cuenta, como la muchacha independiente e inteligente que es.

Tengo la  teoría de que a los que le gustan Emma no les gusta Mansfield Park y viceversa, por lo que hicimos esta encuesta en twitter para ver si se comprobaba:



Y creo que sí, y me pone feliz ver a mi predilecta como clara ganadora.

Cerrando esta carta de 10 km ¿? Debo decir que lo disfruté igual o más que la primera vez, lo cual creo yo que habla mucho del libro. Me reencontré con Emma a la cual adoro, reconocí las jugadas de los otros personajes o comentarios a la pasada que luego cobraban relevancia en la historia (y quizás la primera vez no le presté tanta atención), amé al señor Knightley,  que tiene una chispa en los diálogos y se hace querer en todos sus gestos, y creo que todos hemos sido engatusados por la popularidad de “Orgullo y Prejuicio” suspirando por el señor Darcy, cuando acá tenemos el ejemplo del ideal caballero por lejos.


Si quieren reírse con un libro de época, dejarse llevar por la chispa de los protagonistas, encontrar algunos romances también, pero un libro de Austen que les llene el corazón con una suave calidez, este libro les puede gustar.

Les dejo de yapa la foto de la última reunión de #UnañoconJane y como siempre muchas gracias a todos los que nos acompañan en las reuniones y en la lectura conjunta a distancia ❤



Por más información sobre este libro y otros puedes visitar la página web de Me gusta leer