jueves, 14 de junio de 2018

Las cenizas que quedan




Autora: Andrea Prieto Pérez
Páginas: 312
Año: 2016
Sello editorial: Escarlata Fantasy (Escarlata Ediciones)

Sin preámbulos nos sumergimos en un mundo que desconocemos, donde en las primeras páginas vemos como dos hombres luchan por llegar a algún lugar: uno de ellos ya sabe que no va a sobrevivir, por lo que le pide al otro que entregue un mensaje a su sobrina.

Weiss, el sobreviviente, llega al “edificio” y es recibido por todos como un héroe, a pesar de que no llegara con el cuerpo del tío de Aline para que sea consagrado a las llamas, para que sus cenizas alimenten a la magia, y que esa magia sirva para los recursos y la subsistencia del edificio.

Pasando cada página y cada capítulo iremos desenredando una madeja que nos permitirá ir descubriendo ese extraño mundo, comenzando con un libro a oscuras y a un ritmo lento, con un aire sofocante acompañando las emociones de los protagonistas, que van peleando el uno con el otro.

Waiss, con un pasado que no consigue superar, huyendo de enfrentarlo envistiéndose en el papel de “aventurero” que sale del edificio, de ese refugio que parece uno de los últimos bastiones de la humanidad, en busca de recursos o información y que cuando regresa, trata de ocultar su culpa con su aire infantil y refugiándose en el amor de una mujer mayor que le aporta seguridad.

Aline, por su parte, echa la culpa de su dolor y la pérdida de uno de sus brazos a Waiss, se refugia en una coraza y en la protección que le da el edificio. Haciendo uso del poder que le permite el consejo, toma decisiones como un retazo de lo que solía ser antes, “la capitana”.

Estas dos perspectivas nos transmiten tanta carga emocional que resultan en sujetos tan reales, que perfectamente los podríamos tener enfrente, o en un diván contándonos sus problemas (si vamos al caso).  

Pero no todo es denso y traumático: está esa promesa a un viaje con esas extrañas coordenadas que nos suponen una aventura. Es así que logramos finalmente conocer el mundo de “Las cenizas que quedan”, el mundo en el que Waiss decidió perderse para alejarse de Aline.

Fuente

Aquí el relato cobra un gran dinamismo: sabremos que hay magia, unas peligrosas tribus de fuego de las que mucho se teme, y las cenizas van cobrando más y más relevancia. No será sólo una “aventura” para estos viajeros, sino también una aventura interior para los protagonistas que atravesarán distintas emociones, y a su vez nos permitirán a nosotros ir descubriendo sus historias de vida, sus perspectivas de una misma vivencia, y además qué sucedió con el mundo, poniendo en cuestionamiento todo lo que han sabido hasta ahora.  

Es un libro que en 312 páginas me quedó resonando por días y días sin saber bien cómo poner en palabras todo lo que quería decir de él (hice como 5 veces esta reseña). No es una historia lineal, ya desde la construcción de personajes podemos ver que no todo va a ser como lo podríamos llegar a imaginar, y del universo al que nos vamos a enfrentar tampoco va a ser nada que nos podamos esperar.

Sí, es un mundo post apocalíptico como indica la tapa, pero ahora que lo veo en retrospectiva creo que más allá de eso se trata de un libro con un mensaje fuerte de hacia dónde vamos. Más allá de que esté el factor de la magia, creo que se puede sostener el tema de la explotación de recursos naturales al punto de agotar la Tierra e ir a la guerra con las “tribus de fuego” como algo actual… y bastante fuerte de ver.

Fuente


En resumen: es Impactante.

Puede que lo encuentren algo pesado al comienzo, pero es necesario; van a sentir esa vibración entre los personajes al salir del edificio, la tensión constante sobre lo que va a pasar a continuación y la intriga del descubrir el mundo con ellos, volviéndose un relato adictivo. Nunca me vi venir nada de lo que podía pasar a continuación y me encontraba tan sumergida en la historia que no me podía imaginar el final. Nada es lo que parece, es una historia de aprendizaje y para reflexionar. Muy recomendado.



Este libro me lo gané hace unos meses en un sorteo de Escarlata (¡Muchas gracias!), lo tengo en formato ebook pero en Uruguay lo pueden conseguir en La Libélula Libros. En el resto del mundo tienen Amazon y en España tienen sus puntos de venta xD