martes, 7 de febrero de 2017

Fangirl - Libro

 

Autora: Rainbow Rowell
Sello editorial: Alfaguara (Editorial Penguin Random House)
Año: 2013
Páginas: 512

Cath es una chica como puede ser cualquiera de nosotros con sus preocupaciones pero también con sus sueños y cosas que la apasionan. Cath también es eso que algunos dicen con desprecio y otros con orgullo: una “freak” o “friki” como prefieran decirle; ella es fanática de una saga literaria, que se asemeja a lo que fue para nosotros “Harry Potter”, llamada “Simon Snow” y trata sobre un joven mago que lucha contra una entidad llamada Humdrum y contra su compañero de cuarto, el siniestro Baz que siempre lo está intentando meter en problemas.

Esta saga es su punto de apoyo en la vida, en todos los malos tragos que le ha tocado vivir con su familia, y ahora cuando se avecina uno de los cambios más grandes de su vida: la Universidad.

Para Cath esto es como un cataclismo, ya que junto con la entrada a la universidad su hermana gemela Wren ha decidido independizarse, no quiere compartir dormitorio con ella, tampoco estudiarán la misma carrera, y dormirán hasta en edificios separados; con suerte se verán para almorzar.   

Ahora Cath tiene que aprender a convivir con gente nueva, como su compañera de dormitorio Reagan, que casi nunca está porque entre los estudios, trabajo y novios (si, en plural), apenas si la conoce por su faceta destructiva que golpea la puerta al entrar y siempre está malhumorada con un semblante ceñudo. Pero conoce a Levi, el novio principal de Reagan (si se le puede decir así), que es sumamente amable y cálido, en contrapartida con su novia, y siempre tiene una sonrisa en el rostro y una buena palabra o acto para dedicarle a la huraña Cath.

A Cath no le interesa hacer amigos, no le interesa nada de lo que está pasando alrededor de ese sitio horrendo de perdición que es el ambiente de la Universidad americana por excelencia, donde las hermandades, las fiestas, el alcohol, las drogas y el sexo sin control se ha llevado a su hermana de su lado. Cath vino a lo que tenía que hacer: estudiar, y se seguirá  apoyando en lo que la ha apoyado toda la vida: Simon Snow.  ¿Y cómo se apoya uno en una saga literaria según Cath? Escribiendo Fanfics.

El libro es cautivador desde la primer hoja donde nos encontramos una “página web” de Wikipedia informándonos de esto que tanto fanatiza a la protagonista. De allí en más nos encontraremos en un vórtice que nos atrapa capítulo a capítulo con una fluidez en la escritura que las 500 páginas desaparecerán en un suspiro sin darnos cuenta. Cosa que no me la esperaba y que no me pasaba desde hace tiempo, además de que con la temática me hizo recordar mucho a las épocas en las que leía Harry Potter todo el día y a la velocidad que leía los libros se me iban como agua entre las manos.


Justamente este es un libro con el que nos podemos sentir identificados quienes somos medios freaks (con el horror que la palabra represente XD) ya sea por el ambiente en el que se mueve la protagonista en la vasta internet, en el tema de los fanfics (que yo nunca escribí pero si he leído), en el de tener una pasión que para los demás pueden considerar infantil y que no creces por ello, pero sí que haz crecido e incluso te ha dejado una enseñanza esa fantástica obra que te ha acompañado en tu vida.  

Es un libro poderoso que te transmite la vida de Cath como si te estuvieras envolviendo con ella, con sentimientos intensos: nos vamos a alegrar, a sentir estafados, a sentir molestos con los personajes que la rodean, y sentir un gran amor por este libro, desde las cosas malas hasta las buenas, pero no vamos a poder dejar de leer.

Algo que me llamó la atención es el modo en el que está planteada la composición del texto: nosotros seguiremos el día a día de nuestra protagonista, pero al final de cada capítulo (y estos son cortos) se estarán contando historias paralelas, y no diversas, sino todas relacionadas con esa historia ficticia que tanto atrapa a Cath; por un lado están extractos de los libros de Simon Snow (“los oficiales” pongámosle),  y también parte de los fanfiction que están escritos por Cath en diversos años hasta llegar a “Carry On” (traducido como “Adelante”), que es su obra magistral en la que está trabajando en el momento que estamos leyendo el libro, y que Cath la toma como su última gran fanfiction ya que cuando salga el octavo tomo de la saga será el final para Simon Snow. Esto es una peculiaridad y notaremos que lo que se habla y trata acompaña la trama, lo que vive Cath, pero si puede ser que rompa un poco con el flujo de lectura que traemos, ya que queremos saber “qué va a suceder a continuación con Cath y lo queremos YA”, y esto puede sentirse como algo molesto al principio, pero al final nos cerrará todo, si no ha cerrado antes ya que a fin de cuentas tiene que ver con la historia para interiorizarnos con el mundo de la protagonista.


Como detalle “Carry On” es la obra siguiente de la autora, en la que el fanfic de Cath llega a nuestras manos, este libro ha sido traducido al español como “Moriré besando a Simon Snow”, y di con “Fangirl” porque todas mis compañeras del #clubdelectura.uy hablaban en sus blogs y canales de youtube del libro de “Simon Snow”, y Stephanie me dijo en su blog que leyera Fangirl para luego entender Simon Snow por lo que decidí seguir su consejo.


Fangirl es un “rayito de luz”, es de las lecturas más cálidas, hermosas, y placenteras que he tenido el gusto de leer en los últimos años. El poderoso enganche en la escritura que tiene Rowell y la historia juvenil en sí, la hace brillar como un gran recomendado para quienes se dejen enamorar con la obra, se quieran sentir identificados con esta freak de protagonista, o que simplemente se quieran dejar envolver en un drama adolescente con sus romances, sus dilemas familiares y el afrontar nuevas responsabilidades en esto que se llama “crecer”.  

Muchísimas gracias a Penguin Random House por este bellísimo ejemplar, pueden visitar su página web Me Gusta Leer para más información de este libro y otros de la autora.