martes, 18 de septiembre de 2012

Jinrui wa Suitai Shimashita - Anime





Episodios: 12
Emisión: Del 2 de Julio, al 16 de Septiembre del 2012.
Productora: AIC A.S.T.A
Géneros: Fantasía, Seinen

Basado en la novela ligera de Romeo Tanaka, este anime nos lleva a un mundo post-apocalíptico, donde las tasas de natalidad han bajado al punto extremo que la humanidad está por desaparecer.


Pero como es la naturaleza, una nueva especie surge de la “declinación de la humanidad”, las “hadas”. Estas son unas pequeñas creaturas alimentadas únicamente de dulces, que se reproducen según sus niveles de felicidad, además de poseer grandes poderes, los cuales pueden ser o no útiles para los humanos que quedan. Es ahí donde los restos de las Naciones Unidas, dentro de sus pocos funcionarios, figura una mediadora entre las dos razas.


Nuestra protagonista, de la cual nunca sabremos su nombre, pasará por muchas situaciones sumamente bizarras debido a los poderes de las haditas, al punto de no entender que es lo que busca transmitir la serie en esos primeros episodios, si se trata de simplemente una comedia con un humor negro o qué. Se hará mucha referencia a libros y animes viejos, además de encontrarnos algunas parodias.


Estos episodios vienen en un formato de arco de 2 capítulos, presentando una problemática a resolver, y con la gran diferencia entre los arcos puede que cada problemática no sea necesariamente del agrado del espectador, aún así, recomiendo seguir la serie.

Por la mitad del anime, notaremos como la historia comienza a ir hacia atrás en el tiempo y comprendemos muchas cosas, ya no solo de las haditas, sino también de la protagonista. Esta posee una gran madurez, conocimiento y es muy mordaz. Es un tipo de personaje que normalmente no veríamos de protagonista, más que nada al comparar con su aspecto de una joven dulce, cosa que nos engaño a todos por la imagen promocional.


Por otra parte el arte es muy agradable a la vista, compuesto de colores pasteles y sin colores chillones. Aunque el diseño de las haditas puede resultar algo creepy al principio, ya que la sonrisa nunca cambia aunque estén tristes o enojados, luego simplemente nos acostumbraremos a este hecho.


Redondeando, podría decir que es una serie que recomendaría a quienes quieran probar algo fuera de lo común, bizarro, desorganizado, cambiante, pero aún así entretenido en su totalidad, con un humor negro; así que digamos que no es para todo el mundo.