domingo, 31 de julio de 2016

Koutetsujou no Kabaneri - Anime


Episodios: 12
Emisión: Desde el 8 de Abril, al 1º de Julio del 2016.
Estudio: Wit Studio
Géneros: Acción, Drama, Fantasía, Horror

En un mundo donde las ciudades se han convertido en fortalezas feudales, la gente teme a un virus que transforma a los humanos en “Kabane”, una especie de zombie con habilidades sobrehumanas cuyo corazón está recubierto por una especie de metal.  Estas ciudades están interconectadas por vías de tren, que estando blindados también representan unas fortificaciones móviles capaces de transportar la población sobreviviente de una ciudad atacada.


De hecho, estos trenes, son la única vía de escape si la situación lo requiere, e incluso, teniendo nombres propios, son cuidados a sabiendas de que una ciudad perfectamente puede caer en cualquier momento, siendo cuestión de tiempo cuándo le llegará su fin.  


Ikoma, nuestro protagonista, es uno de los tantos técnicos que requiere el tren Koutetsujou; él se encuentra mejorando las armas a presión que pueden destruir los corazones de los Kabane, cuando la invasión de estos seres consiga destruir la ciudad y se encuentre en una situación de vida o muerte tras ser mordido por uno de ellos.


Él, que ya venía experimentando con estos seres, intenta detener la propagación de la infección por su cuerpo, más allá del dolor consigue perseverar y pasa a transformarse en algo que no es un Kabane, aunque también ha dejado de ser un humano corriente, ya que sin ser su cabeza, el resto de su cuerpo fue tomado por la enfermedad.


Tras conseguir sobrevivir al ataque y dirigirse al tren con el resto de los supervivientes, salta a la vista que ha sido mordido por lo que le impiden sumarse al grupo, pero él es defendido por una invitada del regente de la ciudad. Mumei es como él y se presenta como un “Kabaneri”, mitad kabane con una fuerza y agilidad temible, mitad humano consiente y dominante de sus acciones.


Junto con el resto de los supervivientes iniciarán un viaje en el Koutetsujou atravesando lugares infectados, con la esperanza de llegar a la capital imperial y allí resguardarse de la muerte.  


La serie que en un principio fuera duramente comparada con Shingeki no Kyojin, demuestra separarse de dicha historia a sabiendas de que el staff de una serie y otra es el mismo (Tetsurou  Araki en dirección, Okouchi Ichiro en guiones, Jouji Wada en producción). El mundo steampunk entremezcla el estilo feudal en el que vive esta gente con kimonos, tipo de gobierno, estilo de vida, y el bushido, para por otro lado encontrarse con tecnologías salidas de la revolución industrial, con distintas maquinarias que incluso llegan a verse como sacadas nuestro siglo pasado y no tan atrás.


La animación por su parte es una belleza, con el diseño de Haruhiko Mikimoto (Macross) imponiendo un estilo de personajes salido de los 80’ con sumo detalle y con una hermosa dirección de fotografía por parte de Kazuhiro Yamada, las escenas de acción brillan en numerosos cuadros de movimiento y grandes fondos, con mucha intensidad de colores.  


Los personajes por su parte hacen de lo suyo, mostrando fuertes personalidades que van desde sus carismáticos protagonistas hasta los personajes más secundarios, ante un mundo que deja atrás a los más débiles y donde hasta los más pequeños deben de saber defenderse.


Pero el gran problema que demuestra esta serie es que si bien los primeros episodios resultan impactantes con el nivel de la acción y la grandeza de animación, ya sobre la mitad comienza a decaer, y esto puede explicarse ya sea en la pérdida de la novedad, o en una historia que deriva en algo que pierde el impacto y la tensión del comienzo.



Igualmente la serie no deja de ser un anime recomendable para quienes quieran disfrutar de una buena serie de acción, porque en lo visual no decae, aunque en su historia se sienta una falta de chispa en su desarrollo y un cierre algo plano. Es un show que ante sus defectos en la trama igualmente entretiene, y se deja ver como de los productos más interesantes que nos va dejando el año.  


¿Dónde verla? Tekeremata