viernes, 13 de julio de 2018

Mansfield Park - Libro



Autora: Jane Austen
Año: 1814
Páginas: 564
Sello editorial: Debols!llo (Penguin Random House)

Normalmente cuando reseño, les cuento sobre libros que recién terminé de leer porque mi memoria es muy mala y, tras el paso del tiempo, solo me acuerdo a grandes rasgos de qué trataba o qué pasaba. Aunque si bien este libro lo leí hace años, nunca lo pude olvidar, porque es el único libro que no me gustó de Jane y me generó mucho rechazo. Ahora aprovecho la oportunidad para hablarles sobre él en el marco de la Lectura Conjunta #UnañoconJane que organizamos con unas amigas, y que por suerte algunos de ustedes que nos acompañan.

Para crear esta obra, Jane se vio inspirada en algunos hechos sociales que causaron revuelo en la sociedad inglesa del momento, bajo un determinado contexto histórico que quizás muchos de ustedes desconozcan; yo me enteré porque fui a una charla de una docente de literatura inglesa de la Universidad.

Lord Mansfield, quien inspira el título de la obra, era un juez que abogaba por los derechos humanos y luchó por abolir la esclavitud que era legal en aquella Inglaterra del 1800. Su política era que ningún hombre debía ser un esclavo, y dando el ejemplo de ello decidió adoptar a una chica mestiza llamada Dido Belle, a quien en su testamento dejó por escrito su voluntad de que fuera una mujer libre y heredó una buena parte de su fortuna. Dido Belle era un ejemplo de señorita: educada y hermosa; quien la acompañaba era su prima Elizabeth Murray, que era demasiado tranquila y algo tonta… Austen y su familia conocieron a estas jovencitas y terminaron reflejadas en su obra, aunque la propia historia de esa familia era muy conocida en la época por lo que las referencias no fueron pasadas de largo. (Información tomada del diario Telegraph, no podría recordar todos esos nombres)


Es por ello que los terrenos de “Mansfield” no es un nombre aleatorio que ella tomó para su historia, y notarán que así como Dido Belle fue adoptada y se le dio una vida mejor, la historia de Fanny es bastante similar, aunque no así parece serlo en su personalidad que por momentos se parece a la de Elizabeth Murray.

Mansfield Park comienza con tres hermanas, dos de ellas que se ubicaron con hombres de bien y la menor, cual oveja descarriada, terminó con un teniente de la marina alcohólico y sin fortuna, con quien tuvo nueve hijos. Las hermanas mayores, como un acto moral de bien, deciden ayudar de alguna manera a la hermana menor adoptando a la hija mayor, Fanny.

Fuente
Es así que Fanny termina viviendo con la familia Bertram, que reside en Mansfield Park. Al comienzo de la novela es como tener una sombra por protagonista, viviendo bajo la tristeza de haber sido apartada de su familia y siendo ninguneada constantemente por la tía Norris, quien siempre le recuerda que está ahí por la gracia de esa rica familia y que ella nunca olvide su lugar (como pobre), y que es menos que sus primos. Acá debo hacer la aclaración que la tía Norris no es la dueña de la casa, y que la tía Bertram parece ser que siempre estuviera drogada con opio dando apenas señales de vida para hacer alguna cosa que represente su “rol como mujer de la casa” tejiendo (parece que no son sólo imaginaciones mías porque me enteré en la reunión que en las adaptaciones esto lo hicieron explícito). 

Por su parte, sus primas siempre la denigraran; su primo mayor Tom estará principalmente en la segunda mitad de la novela tras derrochar parte de la fortuna familiar en apuestas (una cálida y preciosa familia como verán); y su primo Edmund, quien al ser hijo segundo está destinado a terminar de párroco en alguna rectoría, será el único que se fije en Fanny y le enseñará sobre moral, sobre lo que está bien y lo que está mal, criándola con una gran rectitud y permitiendo así que ella se enamore de él, como el único ser en esa casa que no la destrata.

Pero la familia Bertram no serán los únicos que aparezcan en esta historia, obviamente precisaremos de dilemas románticos y de eso se encargará Jane al introducir a un par de hermanos: Mary y Henry Crawford; parientes de la esposa del rector de la zona, que darán la nota de discordia entre los jóvenes y junto a ellos es que se desatan todos los males de la familia Bertram.

Fuente

Si bien para algunos este libro es una linda historia, para muchos otros no es de nuestras historias favoritas de Jane ¿Por qué? Las historias de Jane son de personajes, y los que rodean a Fanny son insoportables y odiosos, a cada cual más egoísta e hiriente, en tanto que el tío de Fanny, quien tiene a su sobrina como un ejemplo de moralidad ante sus hijos descarriados, pasa de viaje en viaje, dejándose entender de que está metido en el negocio de esclavos. Es así que Austen juega con las temáticas que eran furor en su momento, replicando la generosidad en la adopción de Fanny, pero decide ensalzarla con los grandes egoísmos y todos los rechazos que la joven recibe de su propia familia adoptiva. 

Fuente

A esto quiero sumarle la falta de personalidad de la protagonista, con la cual nunca pude empatizar: al comienzo del libro ella se encuentra en un plano secundario, carece de fuerza y hace todo lo que le dicen sus parientes al ser una niña, apenas muestra algo de emoción cuando recuerda a su hermano mayor con el que mantenían un fuerte vínculo e incluso, si no mal recuerdo, se pasaban escribiendo por cartas. Cuando más tarde tenemos a una Fanny más adulta, pasa a volverse un personaje igual de egoísta e interesado como quienes la rodeaban, mostrándose austera ante todas las ocurrencias que tuvieran sus parientes que implicara algo de diversión –como la controvertida obra de teatro, que se llevó su buena cantidad de capítulos– a su comportamiento de engreída frente a Mary Crawford, celosa de que se aproximara a su primo Edmund, viéndola continuamente como una contrincante a derrotar a pesar de que parece ser la única que le demuestra indicios de amistad hasta ese momento.  

Fuente
El final, lo odie, me pareció la cosa más tirada de los pelos y forzada para que terminara de la manera que fuera para que la “”””heroína”””” se saliera con la suya.

El sólo hecho de pensar que lo tendría que releer me hizo decirles a las demás, cuanto estábamos organizando la LC, que sería el único libro que no releería de Jane. ¿Cómo podría, cuando en una obra de personajes los detesto del primero al último? Encima para mi gusto Fanny es una mojigata, moralista, aburrida y egoísta. Entiendo que Jane Austen siempre parodia de alguna manera a la sociedad de la época llevando al extremo algunos personajes o situaciones; entiendo el contexto y lo que significa en la obra el tema del esclavismo y la moralidad, pero no lo soporto y no lo pienso volver a leer en mi vida. Sin dudas no lo recomiendo para comenzar a leer su obra y si quieren leer “todo” es mejor que lo dejen para lo último.


Les dejo la fotografía de la última reunión de #UnañoconJane, muchas gracias a los que vinieron a pesar del intenso frío y las interminables lluvias que hubo ese día.